Para responder a la demanda, se creó un área Infanto Juvenil. Unicef destacó que darse muerte es la segunda causa de fallecimiento entre jóvenes de 15 a 19 años.


La adolescencia es una etapa vital en la vida de todo ser humano, principalmente porque es allí donde va desarrollando y encontrando su personalidad. Es por ello que puede resultar tan satisfactoria como traumática. En efecto, un estudio de Unicef reveló que el suicidio es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 19 años. Juan Pablo Rendo, jefe del servicio de Salud Mental del hospital Ramón Carrillo, habló sobre esto con Bariloche2000.

Tras explicar que, debido a la demanda de atención psiquiátrica para las personas en esa etapa se creó una área Infanto Juvenil, también precisó: ”Es necesario tener en claro que (el suicidio) es algo multicausal”.

Sobre ello, profundizó que cuando un chico avisa sus intenciones ”está diciendo que la está pasando muy mal, que el grado de tristeza que tiene o el grado de depresión que está manejando está llegando a un punto de extrema gravedad. Uno tiene que prender la alarma y hacer una consulta, jamás minimizar”.

Un informe de UNICEF Argentina revela que se triplicó la tasa de suicidios adolescentes en los últimos 30 años.

Desmintió a su vez la idea de que el potencial suicida no avisa: ”La mayor cantidad de suicidios consumados dieron aviso previo, o consultaron a un médico por alguna dolencia, hablaron con un familiar o se empezaron a aislar”.

Según él, que la tasa de suicidios en los últimos 30 años se haya triplicado corresponde a ”cuestiones sociales”. ”Las patologías de consumo, depresiones, vienen en aumento porque están atravesando una etapa vital solos”, expresó, La tecnología también cumple su rol: ”Cada uno está en su mundo, nadie habla, se ha perdido el diálogo. Uno cree que la tecnología cada vez nos aisla más”. 

En cuanto a las visitas recibidas en el nosocomio, discriminó: ”Lo más frecuente es por cuadros depresivos, tentativas de suicido y consumo de sustancias”. Puntualizó la falta de familias presentes: ”situaciones de cuasi abandono, mucha vulnerabilidad”.

Si Usted, o algún familiar o allegado suyo, está atravesando una crisis emocional de cualquier tipo, siente que nada tiene sentido o se encuentra atrapado en una situación a la que no le encuentra salida, no dude en llamar al 135 (línea gratuita desde Capital y Gran Buenos Aires) ó bien al (011) 5275-1135 y en la web.





Comentarios