Juntos no dio lugar para tratar la ordenanza y fracasó el intento de tratar una "Comisión de Transición" entre gobernantes.


El rechazo de un proyecto de ordenanza impulsado por la oposición podría generar conflictos y tensiones durante el próximo recambio de gobierno, en el caso de que Gustavo Gennuso sea sucedido por un intendente de otro partido político. El concejal Ramón Chiocconi había promovido desde el Frente para la Victoria la idea de crear una “Comisión de Transición”, que se encargaría de coordinar el traspaso de gobierno, con una misión acotada a los tres meses que van desde las elecciones hasta la fecha de asunción.

El antecedente más cercano fue el proceso previo a la jura de Gennuso, que incluyó numerosos cruces con su antecesora María Eugenia Martini, a quien el gobierno entrante denunció a la Justicia por supuestos desvíos de fondos. Chiocconi dijo que su propuesta apunta a “garantizar la continuidad de los programas y proyectos” que son nacionales, como el Promeba. También a determinar la deuda, a “clarificar los números, si existe rojo”, acordar las compensaciones que se deben realizar antes de fin de año y “dar transparencia” en el manejo de las cuentas.

“Hubo transiciones que fueron desordenadas y caóticas”, aseguró el concejal. En la última sesión ordinaria el Concejo rechazó el proyecto de ordenanza con el voto unánime del bloque de Juntos. Los tres representantes del FpV quedaron en minoría. Carlos Sánchez (Juntos), dijo que “hay tiempos para ese tipo de propuestas” y no sería éste, además consideró que es un tema para “seguir trabajándolo”.

La demora en el tratamiento habría sentenciado la iniciativa y El FpV la había presentado a fines del año pasado, pero la comisión de Gobierno y Legales no le otorgó prioridad, el dictamen (con reserva del oficialismo) recién salió hace un par de semanas y la cercanía de las elecciones tornó inviable cualquier debate. Desde Juntos habrían interpretado el proyecto como una “chicana”, porque da por sentado que el gobierno cambiará de manos en diciembre.

El concejal Ramón Chiocconi es el autor de la iniciativa que fue rechazada. Foto: A. Leiva.

El proyecto afirmaba en sus fundamentos que tener un proceso de transición “pautado y organizado” permitiría evaluar mejor las políticas de Estado, además de “favorecer y fortalecer el diálogo entre los actores políticos, propiciando el pluralismo de ideas”. El articulado creaba una comisión con representantes del gobierno en ejercicio, el electo y el Contralor, con la misión de coordinar el traspaso.

El gobierno saliente debería entregar “informes de gestión” actualizados de cada área y un “informe final de transición”. Chiocconi dijo que se trataría de un trabajo “muy objetivo”, con participación igualitaria. Insistió en que el traspaso de información debe ser “un acto de buena fe”. También consideró que la posición de Juntos es “una absoluta incoherencia”. Dijo que por la misma razón resultaron desechadas las “veedurías ciudadanas” para obras como la de calle Mitre.

La Comisión de Transición no pasó el cedazo del oficialismo. El edil Carlos Sánchez dijo que “hay herramientas suficientes para que las transiciones sean ordenadas” y consideró que en lo inmediato sería innecesaria. En 2015, antes de asumir, Gennuso se enojó ante el retaceo de información por parte del gobierno saliente. Sánchez cuestionó que “la misma gestión que no quiso dar la información ahora presente este proyecto. Es extemporáneo”. Según publicó Río Negro.






Comentarios