Hasta el 18 de mayo de este año se atendieron 154 casos. El año pasado fueron 516 personas con mordeduras caninas.


Los ataques de perros es un constante en Bariloche, los datos oficiales indican que el año pasado en el hospital Ramón Carrillo atendieron 516 personas por mordeduras caninas. Hasta el 18 de mayo pasado se atendieron a 154 pacientes en la guardia local. Esto significa una persona mordida al día.

El titular de Zoonosis del municipio, Javier Fibiger estimó que “hay alrededor de 20 mil perros en las calles con o sin dueño”. Opinó que el 80 por ciento aproximadamente de esos animales sueltos es por responsabilidad de los propietarios. “Pasa por una cuestión de educación”, afirmó Fibiger.

Desde la Dirección General de Información y Tecnología del municipio informaron que se hicieron dos estudios para tratar de estimar la cantidad de perros que hay en la ciudad. En 2017 uno de esos relevamientos por la Municipalidad y el otro por la Universidad Nacional del Comahue, en 2018.

El estudio comunal determinó un número total de perros estimado para la ciudad es de 47.789. Mientras que los datos que obtuvo el muestreo de la Universidad indicó una población mayor cerca de los 57.000 animales.

Fibiger explicó que en Zoonosis reciben con frecuencia denuncias por ataques de perros. Pero señaló que no todas las personas que padecieron esa situación formulan la denuncia porque el procedimiento administrativo demanda tiempo.

“Hay que detectar el animal, hacer el control antirrábico, proceder con la infracción al dueño del perro, se requiere el certificado médico del hospital y además la víctima tiene que hacer la denuncia policial”, sostuvo.

Aseguró que vivimos en una zona “libre de rabia y eso hace que no tengamos ningún caso de mordedura de perro con rabia”. Fibiger dijo que las multas van desde 850 hasta 10 mil pesos para los dueños de los perros. “Nosotros hacemos la infracción, pero la sanción la impone el Tribunal de Faltas”, aclaró.

Dijo que desde el municipio trabajan desde hace tres años con las campañas de castraciones para mantener controlada la población canina, pero “no se ve reflejado todo ese esfuerzo”. Informó que en 2017 se hicieron 4.030 castraciones; en 2018, 3.976 y en lo que va de este año “llevamos aproximadamente 300 por mes”. Aclaró que a esas castraciones se deben sumar las que hacen con el quirófano móvil del programa de Nación, que en 2017 sumaron unas 2.200.

La sensación es que aún no alcanza a pesar del esfuerzo que se hace. Carteros, vendedores, repartidores, peatones son los que están más expuestos a los ataques de perros en las calles de esta ciudad. Se trata de una problemática que viene desde hace muchos años. A pesar de que hubo campañas para concientizar a los dueños para que cuiden a sus animales. Según publicó Río Negro.






Comentarios