La semana pasada detectaron que cayeron en la tierra 240 litros de gas oil.


La fisura de un caño que transportaba gas oil pendiente arriba generó un derrame en el cerro Catedral impregnó 250 metros cuadrados de tierra y llegó también a dos arroyos pequeños. Las máquinas “ratrack” que pisan la nieve necesitan ese combustible, que es acopiado en una cisterna en Plaza Oertle. Desde allí también se abastecen motores auxiliares de los medios de elevación, que sólo entran en operación si se corta la luz.

El subsecretario de Medio Ambiente del municipio, Claudio Romero explicó que el ducto es operado por la empresa Capsa y que había sido certificado por una empresa habilitada en febrero pasado. Pero un trabajo posterior realizado sobre dos alcantarillas rompió el caño y esto no fue detectado hasta la semana pasada, por las primeras dotaciones de bomberos que llegaron a la zona tras el aviso.

En un primer momento, el ente regulador de Catedral (Eamcec) recomendó no usar el agua de la red, pero la Asociación Vecinal de Villa Catedral, que administra el servicio, aseguró que nunca hubo restricción. El responsable de esa organización, Leopoldo Peña dijo que no hay rastros de hidrocarburo en la toma, ni en la red. “No se vio afectada el agua, no hay presencia visible de gas oil, ni olor tampoco. De todos modos el DPA tomó muestras y el resultado se conocerá esta semana”, afirmó.

Reconoció que en años anteriores hubo problemas por contaminación con combustible en el agua de Catedral y lo padecieron todos los comercios y vecinos. Romero dijo que con Capsa acordaron el protocolo de remediación, que incluye el retiro de la tierra y la nieve impregnada, además de la colocación de barreras oleofílicas en los arroyos.

Según calcularon, el volumen de gas oil volcado en el ambiente fue de unos 240 litros y la superficie contaminada abocó unos 250 metros cuadrados. Romero dijo que el caño fue reparado con un flexible pero ahora está pendiente una nueva prueba de “estanqueidad”.

Según el funcionario, “todos los recaudos del mundo van a ser insuficientes, porque contingencias siempre va a haber y lo que necesita Catedral es cambiar la fuente de agua. Eso va a surgir del plan director para toda la ciudad, que está en elaboración”. Según publicó Río Negro.






Comentarios