Otro 40% será para la firma privada Vial Control S.A. y el 20% restante será destinado al mantenimiento de equipos.


El gobierno municipal otorgó a una empresa la adjudicación de los controladores de cruce de semáforos en rojo y cinemómetros (radares) fijos y móviles para el control de tránsito, quien obtendrá como parte de pago el 40% de la recaudación por las multas cobradas. La licitación para la adquisición de este servicio de radares que será novedoso en las calles de Bariloche tuvo a la firma Vial Control S.A como única oferente.

La empresa obtendrá un 40% del monto neto producido por las multas efectivamente cobradas, el acuerdo fue ratificado por resolución del intendente Gustavo Gennuso. Además, La Municipalidad se quedará con otro 40% por concesionar el servicio y del 20% restante de esos ingresos serán destinados para “el pago del equipamiento, su renovación y su mantenimiento preventivo y correctivo”.

La resolución establece una serie de aclaraciones y pautas para la distribución de los ingresos por estas multas. Lo producido conformará el ingreso bruto total por infracciones que luego se deducirá un monto denominado Fondo Asignado a Notificación de Infracciones. Será igual o menor al importe que resulte por darle el valor de una resolución notificada en el mes, una vez restado lo adjudicado al Fondo Asignado a Notificación de Infracciones, se asignará un 5% a un Fondo de Seguridad y Educación Vial, el que se adjudicará para productos y acciones relacionadas al tema. El monto resultante será considerado el “Monto Neto” a distribuir entre “las partes”.

Los radares que detectan automáticamente las infracciones por velocidad y generan una “evidencia gráfica” contienen información como la fecha y hora exacta de la medición, la velocidad del vehículo afectado, la ubicación geográfica del cinemómetro y la velocidad máxima autorizada en el lugar.

El equipamiento que se incorporará al municipio comprende además controladores de semáforos que son cámaras que detectan cuando cruzan en rojo, si el vehículo sobrepasa la senda peatonal, si está mal estacionado o en una rampa para personas con discapacidad. Según publicó Río Negro.






Comentarios