Se realiza en pistas, estacionamientos y accesos para garantizar la seguridad de los pasajeros en el aterrizaje y despegues.


Los aeropuertos de Bariloche, Comodoro Rivadavia, Esquel, Malargüe, Río Gallegos, Río Grande y San Rafael están implementando sistemas de prevención de formación de hielo en las pistas, como parte del “Programa de Control de Hielo y Nieve” del concesionario Aeropuertos Argentina 2000.

El operativo, que se realiza en pistas, estacionamientos y accesos, tiene como objetivo garantizar la seguridad de los pasajeros en los aterrizajes y despegues y de quienes transitan por los aeropuertos. Para la tarea se utiliza un instrumento de medición del coeficiente de frenado de la pista que eleva un reporte a las autoridades aeronáuticas, en el que constan las condiciones de seguridad que deben tener en cuenta los pilotos al momento de realizar las maniobras. Del valor de esta medición depende que un aeropuerto esté operativo o no.

El plan de contingencia se lleva adelante cada invierno y consiste en colocar anticongelantes en pista, estacionamientos y accesos mediante el uso de urea y glicol, dos químicos aptos para esta función. El operativo estará vigente hasta el 30 de septiembre, cuando se dé por finalizada la temporada invernal.

Para llevarlo a cabo se utilizan equipamientos como palas, barredoras, rociadores de glicol y esparcidores de urea, equipos de arrastre y quita nieve. Además, los aeropuertos de Bariloche, Comodoro Rivadavia y Río Gallegos cuentan con un sistema de detección de hielo que funciona como soporte del monitoreo personal que se realiza en todas las terminales del sur cuando hay mal clima o nieve.

El personal que trabaja especialmente en esta labor está disponible las 24 horas del día en el transcurso de los cinco meses de vigencia del operativo.






Comentarios