Sergio Ojeda, el primer paciente en recibir una donación de órgano en Bariloche, rememoró como pasó sus días en hospitales del país.


En la provincia 177 pacientes forman parte de la lista de espera por algún órgano, según informó el médico terapista del hospital Ramón Carrillo, Germán Santamaría. En lo que va del año, se realizaron únicamente cuatro donaciones multiorgánicas en diversos hospitales de Río Negro. “Son donantes reales porque esos órganos se trasplantaron en pacientes; de modo que fue un 100% exitoso. Uno se llevó a cabo en Cipolletti, uno en Bariloche y dos en Roca”, detalló el médico.

Santamaría también advirtió un incremento en la tasa de donación a nivel nacional y provincial en relación a años anteriores. “Había 13 donantes por millón de habitantes y el 2018, cerró con 16”, afirmó. A su vez, adelantó que hay varios proyectos para aumentar la tasa de donaciones de Bariloche.

El primer paciente trasplantado de Bariloche fue Sergio Ojeda en 2008. “En el 2007 sufrí un infarto. Pensando que no era nada, me dejé estar. Cuando vine al hospital, un viernes santo, me quedaba un 20% del corazón. Trataron de estabilizarme y quedé internado. Ya estaba para trasplante”, recordó el hombre de 66 años.

Ojeda fue trasladado a Cipolletti y en junio de ese año lo mandaron en un vuelo sanitario a Buenos Aires. “El 18 de junio me trasplantaron en el hospital Argerich donde me decían ‘el loco de Bariloche´ porque yo quería quedar internado. Si estás internado, tenés más posibilidades de trasplante”, planteó Ojeda.

“A la vida, agregó, hay que ponerle ganas y jugarse por completo. Al otro día del trasplante, a la noche ya estaba sentado comiendo. Supe que mi donante fue un muchacho de 24 años. Un jugador de rugby de Entre Ríos que tuvo muerte cerebral. La donación es importante. Los órganos no van al cielo”, expresó el hombre. Según publicó Río Negro.




Comentarios