El ex ministro habló sobre la deuda que se contrajo con el FMI, su candidatura a presidente y la situación actual del país.


El exministro de Economía, Roberto Lavagna, llegó a Bariloche para realizar este miercoles distintos actos en la ciudad, en compañía de Miguel Pichetto. En ese marco, habló en exclusiva con Río Negro sobre distintas temáticas de índole nacional.

En cuanto a su posible candidatura, manifestó: ”Estamos trabajando en eso. Se dio un paso muy importante justamente durante la semana porque se terminó un documento de consensos básicos, de esta agrupación que llamamos Consenso 19, donde hay gente del justicialismo, del radicalismo, del socialismo, del GEN de Margarita Stolbizer, y alguna gente del desarrollismo, gente de la sociedad civil”.

Sobre el consenso mencionado, detalló: ”Uno de los puntos clave es cómo nos plantamos frente al gobierno anterior y al gobierno actual, que son los que han definido una grieta, un enfrentamiento total”.

En relación a un posible acercamiento con Mauricio Macri o Cristina Kirchner, aseveró: ”No. Con ninguno de los dos extremos de la grieta”. Incluso lo justificó: ”Uno y otro lado ya han hecho sus ensayos, que han fracasado” y añadió: ”Lo más grave es que no quieren reconocer que se equivocaron”.

En cuanto a la alternativa que propone, explicó: ”Tenemos que hacer un gran esfuerzo para que se entienda que hay una alternativa que nos saque de tener que elegir entre lo malo y lo peor o entre lo peor y lo malo. Argentina hace ocho años tiene un estancamiento absoluto, estancamiento además con inflación”.

Finalmente, habló de las medidas económicas tomadas por el presidente: ”Hoy tenemos una nueva deuda de arriba de los 250 mil millones de dólares, con vencimientos 2021 y 2022. El que los paga es el gobierno siguiente”. Además agregó: ”Es evidente que hay una situación de ahogo. Pero todos estamos en este bote”.

Sin embargo, ofrece una solución a esto último: ”Habrá que justamente trabajar en un proceso de renegociación”. Por ello, Lavagna recomendó a Macri que ”trate desde ahora mismo correr los plazos de vencimiento 2021 y 2022 dos años por los menos, que es lo que le daría al próximo gobierno un poco de respiro para hacer cosas distintas”.






Comentarios