Pese a las campañas de concientización por la pandemia que realizó la Municipalidad y la Defensoría del Pueblo, los estudiantes secundarios bahienses celebraron el “Último Primer Día” (UPD).

Los festejos se llevaron a cabo en la esquina de Rosario y Cuyo y la Plaza Rivadavia. Ambos espacios quedaron repletos de botellas de diferentes bebidas que los chicos consumieron minutos antes de ingresar a la escuela.

“El municipio secuestró unos 500 litros de bebidas alcohólicas”, el dato fue confirmado a Canal Siete por el Director de fiscalización de la comuna, José Luis Montanaro.

La policía organizó un operativo de seguridad donde se reunieron más de 1000 jóvenes.

Más allá de algunos pequeños altercados, no hubo mayores inconvenientes al momento del secuestro del alcohol.

.