"Me preocupa que empiecen una serie de denuncias sin fundamentos que terminen restando legitimidad a los verdaderos", añadió.


A raíz de la denuncia por el presunto caso de tentativa de abuso sexual presentada contra un funcionario del municipio, el intendente Héctor Gay, señaló que “hay que dejar trabajar a la Justicia”, tras apartarlo de sus funciones en la comuna.

Ignacio Caspe, funcionario apartado por supuesto caso de abuso.

Ignacio Caspecoordinador de Políticas Territoriales en la municipalidad de Bahía Blanca, fue separado de su cargo, tras ser denunciado esta semana, por una mujer de 25 años, por supuesto caso de abuso sexual ocurrido en 2016.

El intendente comentó que “ni le creo o dejo de creerle al funcionario, es un tema muy delicado y los límites a veces son muy finos en esta situación”. A lo que añadió, que “si la Justicia determina que no hay responsabilidad volverá al cargo, es el camino correcto y coherente con lo que uno viene haciendo y predicando”.

Ignacio Caspe, funcionario apartado por supuesto caso de abuso.

Además dijo que “si había personas que se presentaban a la Justicia, y lo que eso implica, ya que no es fácil para una mujer exponerse públicamente y denunciar un caso, frente a esto, no iba a tener otra actitud, que apartar al funcionario del cargo hasta que se sustancie la correspondiente investigación”.

“Lo que me preocupa en general, a partir del caso Darthés, que casos legítimos por ahí se puedan ir paralizando. Los argentinos somos muy propensos a irnos a los extremos y me preocupa que empiecen una serie de denuncias sin fundamentos que terminen restando legitimidad a los verdaderos, o los que hay que atender seriamente”, concluyó durante un contacto con la prensa.






Comentarios