El menor pasó 20 minutos para salir del susto y ser liberado.


Los Bomberos y agentes de Defensa Civil de Bahía Blanca debieron movilizarse para rescatar a un niño de 3 años cuya cabeza había quedado atrapada entre las rejas de una ventana de la vivienda en la que vive en Bravard al 800.

Los servidores públicos manifestaron que el menor estaba jugando cuando en un momento dado metió su cabeza por la parte de abajo de una ventana enrejada, sin que sus familiares pudieran liberarlo.

Los rescatistas acudieron con herramientas especiales, de las que utilizan para cortar o doblar metales, con las que forzaron parte de la reja y liberaron al menor luego de 20 minutos, afortunadamente y con la atención de personal del SAME, se encontraba en perfecto estado de salud, más allá del susto.






Comentarios