Lo afirmó Diego Maurizi, reconocido infectólogo de la ciudad y agregó que el modelo a implementar es el de la CABA.


En diálogo con el programa “Una Buena Razón” de La Brújula, el infectólogo Diego Maurizi afirmó “No estamos lejos de derivar pacientes”, el profesional hizo esa declaración analizando el contexto actual de pandemia por COVID 19 en nuestra ciudad.

El profesional agregó “el modelo a seguir es el implementado en CABA” y que más allá de tratar de brindar respuestas a las necesidades hay complicaciones con las camas de terapia intensiva.

“Si vamos a tener más de 100 casos por día, que no se sabe hasta dónde se va a poder estirar la cosa en cuanto a la asistencia de pacientes que requieren internación”, dijo Maurizi.

Diego Maurizi

Sobre la cantidad de contagios explicó que los mismos son evitables, no ceden porque hay varias aristas para analizar. “Lo que tenemos hoy es un porcentaje de positividad de la población, en la medida que se hagan más testeos el porcentaje va a ir bajando. Ahora está en un 50% de casos, y la OMS dice que tiene que estar en un 10 para pensar que estamos bien”.

El infectólogo destacó la gestión del modelo desarrollado en CABA aunque aclaró que demanda tiempo y una gran inversión. Arrancó en la fase 1 como el resto y fue flexibilizando las salidas con un fuerte compromiso del Estado. Testeó y controló la circulación como no se hizo en otro lado.

“Testearon 450 mil personas del personal de salud, es una logística infernal, tienen 2500 personas en los planes DetectAR”, finalizó Maurizi. 




Comentarios