El hecho ocurrió cuando las víctimas tenían 11 y 12 años.


Este jueves al mediodía el Tribunal en lo Criminal N°3 condenó a 35 años de prisión al único imputado de la causa de la “Pijamada del Horror”, caso en el que siete nenas (entre 11 y 12 años) fueron abusadas por el padrastro de una amiga, en varias ocasiones cuando se quedaban a dormir en su casa.

El detenido llegó a juicio acusado de:

Hecho I: abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual con acceso carnal reiterados, ambos agravados por ser el autor encargado de la guarda de la víctima y promoción de la corrupción de menores agravada por la edad de la víctima y por la guarda.

Hecho II: abuso sexual con acceso carnal agravado por ser el autor encargado de la guarda de la víctima.

La Fiscal Marina Lara había solicitado la pena de 40 años de prisión para el el único imputado, según publicó Telefe Noticias, por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual con acceso carnal reiterados, ambos agravados por ser el autor encargado de la guarda de la víctima y promoción de la corrupción de menores agravada por la edad de la víctima y por la guarda, en contra de una de las nenas.

Y abuso sexual con acceso carnal agravado por ser el autor encargado de la guarda de la víctima, en el caso de la otra.

Por su parte, el defensor del imputado solicitó su absolución. La Fiscal Lara confirmó que el hombre continuará detenido y deberá someterse a otro juicio que se realizará el mes que viene por otras cuatro víctimas, con lo cual, se le sumarían los años de pena.




Comentarios