"Tenemos una oportunidad muy buena de seguir siendo una fuerza estimable", expresó el reelecto intendente de Bahía Blanca.


El intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay (Juntos por el Cambio), quien obtuvo la reelección en los comicios generales del domingo, celebró este martes, que su distrito y otras grandes ciudades del interior bonaerense “quedaron en manos” de su espacio político, y dijo que espera “los primeros anuncios”del gobernador electo Axel Kicillof (Frente de Todos), ya que consideró que “hay muchos temas por resolver”.

“Fue una muy buena experiencia, no solo en Bahía Blanca, sino en todo el sur de la provincia de Buenos Aires, donde el mapa quedó en mayoría amarillo”, dijo el intendente a radio Provincia al referirse al triunfo de Juntos por el Cambio en el interior bonaerense.

En ese sentido, apuntó que “cuando uno ve el mapa todas las grandes ciudades de la provincia, como La Plata, Bahía Blanca, Mar del Plata, Pergamino, Junín, Tandil, Olavarría, 9 de Julio, Necochea, todas quedaron en manos de Juntos por el Cambio”, y en esa línea aseguró que “tampoco el gobierno de Kiciloff puede desconocer esa realidad”.

Gay se impuso el domingo al candidato de Frente de Todos, Federico Susbielles, al obtener 51% sobre el 41%, y dio vuelta un resultado adverso de las PASO en las que había obtenido 41,5% por debajo del 44% de su opositor.

“Lo atribuimos a varios factores, como el crecimiento de los votantes, hubo crecimiento en la participación, fuimos a buscar a esos votantes y crecieron las boletas de Mauricio (Macri) y Maria Eugenia (Vidal) en todos los tramos. En Bahía Blanca fue multitudinaria la concentración política, una de las más grandes”, dijo en relación a las marchas del “Si, se puede” encabezadas por Macri durante el último mes de campaña.

Al ser consultarlo sobre su futura relación con Kicillof, Gay dijo que “será normal”, y señaló que “con el último intendente hubo una relación madura y debería pasar lo mismo”, aunque remarcó: “Quiero esperar los movimientos, anuncios y designaciones que haga porque hay temas importantes que resolver en la relación provincia-municipios”.

Como ejemplo, el intendente señaló a la policía local y al subsidio al transporte, al que consideró como “muy delicado”.

“En Bahía Blanca todo el sistema de colectivo implicó 600 millones, de los que 500 puso Nación-Provincia, y 100 el municipio. Yo preferiría seguir con este esquema”, reconoció.

También opinó sobre el futuro de Cambiemos, y dijo que si mantienen la unidad van a ser “una buena fuerza”.

“Tenemos una oportunidad muy buena de seguir siendo una fuerza estimable a partir de los resultados del domingo; hay ganadores y perdedores. Mas allá del golpe que recibió, (la gobernadora María Eugenia) Vidal es una figura enorme. Tenemos que seguir con ésta política de alianzas, vamos a ver qué pasa con la Coalición Cívica después de (Elisa) Carrió, y lo veo al radicalismo fortalecido”, finalizó.




Comentarios