El candidato del Frente de Todos aseguró que no sabe qué país heredará del actual presidente.


El día después del debate presidencial y a menos de una semana de las elecciones generales, Alberto Fernández, candidato del Frente de Todos, brindó una conferencia de prensa desde Bahía Blanca en la que habló de la posible transición en el poder, en el caso de ganar en primera vuelta ante el presidente Mauricio Macri.

Si el resultado es adverso, espero que Macri no se enoje como lo hizo la última vez y maltrate a los argentino, que no libere al dólar para que escale, según cuenta alguna causa judicial que se encuentra en Buenos Aires“, dijo el principal candidato opositor, quien agregó: “Es el juego de la democracia, Macri tiene que tomar con tranquilidad las elecciones”.

Al ser consultado sobre el país que recibirá en caso de asumir el 10 de diciembre, Fernández reconoció: “No sé qué país va a dejar Macri, qué reservas van a dejar, que van a dejar en el Estado…“.

A su vez, se refirió de la pobreza y el hambre y afirmó que “la mayor prioridad es sacar a los niños de la pobreza y sacar a la Argentina del hambre”. En ese sentido, aseguró que no es cuestión de la gestión de un gobierno sino que manifestó que quiere que sea “una suerte de épica social”.

La grieta fue una cosa perversa en la Argentina; jugamos al juego de los hinchas, donde cada uno tira de un extremo de la soga”, concluyó.




Comentarios