La compañía con sede en Seattle (EEUU) se prepara para invertir cerca de US$ 800 millones en el proyecto a lo largo de diez años.


Amazon planea construir un centro de datos regional en una zona de libre comercio cercana a Bahía Blanca, informó este jueves la agencia Bloomberg en base a fuentes vinculadas a la operación.

La compañía con sede en Seattle (EEUU) se prepara para invertir cerca de US$ 800 millones en el proyecto a lo largo de diez años.

La misma obtendrá considerables beneficios fiscales al ubicar el centro de datos en los partidos de Bahía Blanca-Coronel Rosales de la provincia de Buenos Aires.

Amazon, como cualquier empresa que se beneficia de la nueva ley, aprobada por el Congreso de la Nación a principios de este año, recibirá exenciones tributarias a la exportación, una reducción de la alícuota del impuesto a las ganancias de 35% a 15% y pagará efectivamente menores costos laborales.

Cabe recordar que fue aprobada por unanimidad en el Congreso nacional, la ley de Economía del Conocimiento, que crea incentivos para que tecnológicas abran negocio allí, un logro importante en un año electoral que ha polarizado a la sociedad.

Además, al ubicarse en la zona de libre comercio, la compañía no pagará impuestos nacionales o provinciales sobre el consumo de energía.

Por el momento, la empresa declinó hacer comentarios y aunque el proyecto en Argentina no está finalizado, también podría tener cambios.

Se espera que las ventas de servicios y software de computación en la nube sumen un total de US$ 214.300 millones en 2019, un aumento de 17,5% en comparación con el año anterior, según la consultor en tecnología Gartner.

Tener cerca un centro de datos de Amazon ayuda a empresas a reducir costos y mejorar la velocidad de los datos en comparación con tener que depender de sitios fuera del país, teniendo en cuenta que Argentina alberga varias empresas que utilizan un conjunto de servicios de computación en la nube que conforman una plataforma, entre ellas, Mercado Libre.

La decisión de Amazon de colocar parte de su infraestructura en la nube en la Argentina es una gran victoria para el gobierno argentino, que desea diversificar la economía en servicios digitales, nanotecnología, aeroespacial y otras áreas, indica la información.




Comentarios