La mujer fue atada mientras los delincuentes golpeaban a su marido y a su hijo mayor. En la casa también estaba un bebé de dos meses.


Una mujer fue víctima de una violenta entradera cuando salía de su casa ubicada en Avellaneda al 2.300 de la ciudad de Bahía Blanca.

Sucedió en la mañana de este jueves, cuando dos delincuentes interceptaron a una mujer que salía por el portón de la casa y entraron a la vivienda donde golpearon al marido y al hijo mayor de la víctima.

Fuentes oficiales informaron que los delincuentes actuaron a cara descubierta y con violencia pidieron dinero que se llevaron antes de escaparse por los techos de las viviendas linderas.

Además, se conoció que la mujer fue atada mientras su marido y su hijo mayor eran golpeados. También, un bebé de dos meses se encontraba descansando en una de las habitaciones.

Leandro Colavicenzo, dueño de la casa y su hijo fueron atendidos en el Hospital Municipal, producto de los culatazos que los delincuentes le dieron en el asalto.




Comentarios