El local fue clausurado luego de desalojar el lugar. Las auotoridades llegaron tras varias denuncias de los vecinos.


El pasado domingo, la policía desalojó una fiesta electrónica que se realizaba en una cervecería en Ingeniero White.

El mismo se produjo luego de que vecinos del local ubicado en Knout 3900, presentaran un reclamo a través del 911 por los molestos ruidos. 

Debido a ello, en el lugar, se presentaron el personal de fiscalización municipal y efectivos policiales.

Según informaron fuentes oficiales, el frente del local estaba cerrado pero los jóvenes entraban y salían de él por una puerta trasera.

Luego de constatar que en el interior se realizaba dicha fiesta, las autoridades desalojaron el lugar y al mismo tiempo se procedió a clausurar el inmueble.






Comentarios