Se pudo comprobar que el funcionario tenía un estrecho vínculo de con dos de los narcos de la banda. Facundo Texido y su sobrino, el único prófugo que tiene la causa.


El próximo 25 de junio, el fiscal federal Alejandro Cantaro será llamado a prestar indagatoria, acusado de encubrir a La Banda del Éxtasis, una banda narco que fue detenida el año pasado en Bahía Blanca.

El juez Walter López Da Silva a cargo de llevar adelante la indagatoria, ya fijó la fecha por pedido del fiscal Horacio Azzolín quien solicitó la indagatoria del funcionario.

Golpe antinarco, la Banda del Éxtasis

Cantaro, además se encuentra acusado por el delito de “prevaricato”, por haber supuestamente actuado de manera irregular en una causa que tramitaba contra el camarista Néstor Montezanti, quien lo acusaba de demorar a propósito dos amparos presentados a su favor.

En cuanto a la causa principal, Cantaro fue mencionado en diversas conversaciones entre los imputados. Incluso hay comunicaciones en las que habría intervenido de forma directa. 

También, en la causa se comprobó un estrecho vínculo de Cantaro con dos de los narcos de la banda. Su sobrino y Facundo Texido, con quien tiene escuchas telefónicas altamente sospechosas sobre la provisión de cocaína a su domicilio.

La Banda del Éxtasis

Cabe recordar que La Banda del Éxtasis fue desarticulada, en un operativo policial el 14 de abril del 2018. Allí fueron detenidos Gastón Eduardo Sáenz, Pablo Horacio Nogales y su hermano Gustavo Rafael, Emiliano Gastón Lucanera, Gastón Ballesteros, Federico Hernando, Facundo Texido, Maximiliano Borja y su novia Natalia Belén Moscardi.

En los distintos allanamientos llevados a cabo por Prefectura se secuestraron 600 dosis de cocaína fraccionada para la venta, pastillas de éxtasis, plantas de marihuana y 1.500 semillas, medicamentos, elementos de corte y balanzas.

La causa, aún continúa con un prófugo. Se trata de Sebastián Gauna San Millán, sobrino del fiscal federal Alejandro Cantaro.






Comentarios