Este miércoles, efectivos policiales encontraron más de 500 placas, candelabros y diferentes ornamentos que habían sido robado del Cementerio Municipal. El particular botín fue hallado en la prolongación de la Avenida 25 de Mayo Norte.

Según informaron fuentes policiales, las placas y los adornos fúnebres estaban tapadas con una media sombra y presumen que los ladrones buscaban reducirlos.

Entre los artículos hallados había cruces, candelabros, placas, y diferentes objetos robados de las bóvedas del Cementerio Municipal.

Se instruyó una causa para “averiguación de ilícito”, mientras que muchos de los objetos robados fueron devueltos a las familias de los difuntos.

Desde hace varios meses la necrópolis local está envuelta en una fuerte polémica por los continuos hechos de vandalismo y robo.