El servicio, que pasa por Azul tres veces por semana, tuvo un fuerte incremento de pasajes en el mes de octubre.


Cada vez es más frecuente ver una enorme fila de autos durante las madrugadas azuleñas para recibir pasajeros del tren que viene desde Plaza Constitución. 

Por precio y por seguridad, el servicio de tren que une Plaza Constitución con Bahía Blanca, que pasa tres veces por semana por Azul, se volvió una opción hiper competitiva. En el mes de octubre, la demanda de pasajes para esa línea se incrementó un 74%.

Según Trenes Argentinos Operaciones, la cantidad de gente que viajó en el último mes creció de 8.007 a 13.938 pasajeros con respecto al último año. Sin dudas, el precio y la calidad del servicio lo vuelven muy competitivo con respecto a los micros que llegan hasta nuestra ciudad.

El pasaje para viajar desde Plaza Constitución a Azul cuesta entre $350 y $420, dependiendo si el viaje se hace en primera o pullman. El servicio de camarote no está disponible para viajar a esta ciudad, por la corta distancia con la ciudad de Buenos Aires.

Se trata de un precio competitivo en comparación con el colectivo, que en promedio cuesta arriba de mil pesos el viaje desde o hacia Azul. Incluso, el tren tiene la posibilidad de cenar (o desayunar) en su vagón comedor.

En 2015, cuando fue reinaugurada, la línea salía solamente los viernes y volvía de Bahía Blanca los lunes por la madrugada. El cierre de la empresa Ferrobaires -que también cubría la misma ruta- hizo que la frecuencia creza a tres viajes semanales. Desde julio, el servicio para en la estación de Cacharí. 

Mirá también: Constitución: el tren que pasa por Azul estuvo parado más de 12 horas por un piquete

A pesar del crecimiento del servicio, esta semana se dio un hecho inédito: una protesta sobre las vías de El Jaguel hizo que la formación no pueda salir de Constitución y los pasajeros quedaron varados más de 14 horas en esa estación.




Comentarios