El padre al enterarse fue en busca del abusador e hizo justicia por mano propia y lo mandó al Hospital


La policía detuvo a un hombre de 34 años el martes en la localidad de Balnearia acusado de abusar de una niña de 10 años. El abusador quedó detenido a disposición de la fiscalía de turno.

Un hombre de San Francisco que vende pastelitos y pastas para poder vivir, envió a su hija a un comercio donde siempre le compran pastelitos y al regreso la niña estaba muy asustada y pálida. La niña le comentó a su padre de 30 años que no le pasaba nada y se largó a llorar, ahí el padre insistió y su hija le contó lo sucedido.

Al llegar al comercio un hombre interceptó a la niña en la puerta y le cortó el paso, le pregunto que tenía y ella le dijo que vendía pastelitos a lo que el abusador dijo “pastelitos calientes como esta colita” y la toca. Luego me dice “que le toca la zona del pecho”. 

El padre radicado en Balnearia al conocer el hecho fue a buscar al abusador y cuando vio a la nena con su padre trato de desmentir lo que pasó. En ese instante el padre de la niña lo trompeó y hasta lo agredió con un ladrillo que tenía a escasos metros. Luego vino la policía y se llevó detenido al presunto abusador y le tomó la denuncia al padre de la menor.






Comentarios