Luego de mucho andar Belén, Mailén y Maximiliano tiene a Mario junto a ellos.


En horas de la madrugada del domingo 6 la ambulancia con Mario Romero llegó a Arroyito, luego de su viaje desde la provincia de Formosa. De esa manera sus hijos lograron el propósito que los movió durante este ultimo tiempo, acompañarlo en su dura enfermedad como es el cáncer.

Belén, Mailén y Maximiliano hicieron publica la historia de la enfermedad de su papá y de la imposibilidad por parte del Gobierno de Formosa de permitirles la entrada para acompañarlo a Mario que estaba hospitalizado allí.

Finalmente esta parte de la historia tiene final feliz luego de 7 meses sin verse, el resto será parte de lo que vivirán en familia. Ahora Mario se encuentra en su domicilio, por decision propia, para seguir con su tratamiento oncológico en nuestra ciudad.

Los hijos y la familia de Mario agradecieron las gestiones municipales, las acciones de los vecinos y de los medios de comunicación para lograr que acompañar a su padre sea una realidad.




Comentarios