Pareciera el titulo de una película pero las 6 familias resisten ante la dura realidad de quedarse sin sustento laboral.


Como si fuera una actividad de promoción de productos de fin de semana en un local comercial, los empleados de la firma Ribeiro que cerró su sucursal en Arroyito y los dejó en la calle, permanecen dia y noche frente al edificio para evitar que se lleven los productos que quedaron en el interior antes del cierre.

Para algunos es la crisis que atraviesa el país, pero para otros es lo que las empresas han hecho en este ultimo tiempo, acomodarse y con un monto ínfimo y en largos planes de cuotas ir dejando a muchos de sus empleados, algunos en su totalidad, sin su fuente laboral.

Cierre de la sucursal Ribeiro Arroyito

Pero pareciera que no solo te quedas en la calle sino que tenes que evitar que se lleven lo que hay adentro para poder, de esa manera, tratar de que te paguen lo que te deben y lo que te corresponde.

Son 6 empleados, son 6 familias, son hijos y familiares que han tenido que realizar un giro repentino en sus vidas que no volverán a ser las mismas. Pasaron el fin de semana frente al local donde trabajaron durante 9 años y que hoy ven con tristeza que sus puertas no se volverán a abrirse.

Cierre de la sucursal Ribeiro Arroyito

Ribeiro ya cerro hace unos dias las sucursales de Las Varillas, Dean Funes y Morteros, El Dorado y Arroyito. El martes habrá una audiencia en el Ministerio de Trabajo para conocer como sigue el tema.

Fotos: Luis Arias Fotografía




Comentarios