Ribeiro cerró sus puertas en nuestra ciudad y los empleados se enteraron al llegar a trabajar.


Como otro párrafo negro en la historia de Arroyito el jueves 28 la firma Ribeiro cerró sus puertas para la venta al publico como lo hizo en muchas sucursales de la zona y el país.

Los empleados de la firma en todas las sucursales tuvieron el mismo destino, se levantaron para trabajar un día, y a pesar de que ya sabían que las cosas no estaban bien, mantenían el rebusque diario de llevar el pan a casa.

Hoy ya no es la misma historia, los empleados de la sucursal de Arroyito, del Arroyito de toda la vida, llegaron a trabajar y se desayunaron con que las puertas estaban cerradas, y no era permitido el acceso al local.

En el frente del local en la tarde de hoy reflejaron la ausencia y el maltrato, ellos comentaron “en la jornada de hoy nos comunican que la sucursal cierra las puertas, no están debiendo septiembre, octubre y noviembre que lo quieren incluir dentro del acuerdo que se firmaría. Nos han depositado una parte.”

Empleados de Ribeiro Arroyito ante el cierre de la sucursal

Los chicos que quedamos queremos que se regularice toda la deuda hasta el dia de la fecha para luego ver a que acuerdo se pueda llegar. No han hablado hasta 8 cuotas para llegar a un arreglo”.

Los empleados agregaron “por la mañana salió el Gerente Regional para comunicarnos que se iban a depositar los haberes de septiembre y octubre y nada mas que eso”. Habría un acuerdo que aparentemente sería general para todos con una indemnización del 100% en 8 cuotas.

Los empleados y sus familias se quedarán frente al local durante la noche hasta que se regularice la situación.




Comentarios