Como medida para frenar el avance del coronavirus en el país, el Gobierno dispuso que desde este lunes, y hasta el 9 de julio, solo podrán ingresar 600 pasajeros por vía aérea, un tercio de lo que estaba llegando al país hasta la semana pasada.

//Mirá también: Coronavirus: Un tercio de quienes ingresan el país del exterior no cumple la cuarentena

Las empresas se enteraron recién el viernes, y durante todo el fin de semana se trabajó en el armado de un cronograma que acomodara el ingreso de solamente 600 personas, equivalente a la capacidad de dos Airbus 330-200 con todos los asientos ocupados.

En el marco de las nuevas restricciones a los viajes varios vuelos que quedan de junio y parte de julio fueron reprogramados o cancelados. La Asociación Internacional de Líneas Aéreas ya advirtió que esto dejará a miles de pasajeros varados.

Este domingo, Aerolíneas Argentinas publicó los cambios de su programación internacional donde ya fueron cancelados 59 vuelos de los 91 vuelos regionales tomando la programación desde este domingo 27 de junio y hasta el 11 de julio.

El Gobierno nacional dispuso el ingreso de hasta 600 argentinos por día al país, como parte de las nuevas restricciones para frenar la circulación del COVID-19.Clarín

Entre las operaciones dadas de baja, se encuentran desde y hacia Miami, vuelos a Santiago de Chile, Asunción, San Pablo o Madrid, entre otros. El listado completo puede consultar en este enlace.

Inicialmente, para el domingo había 14 vuelos internacionales programados, según las webs de los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque. Para cumplir con el cupo de 600 pasajeros, cada avión hubiera tenido que transportar, en promedio, 42 personas.

“Tal como está, las compañías aéreas no podrán aplicar la nueva norma del Gobierno. Como mínimo, deberían informar cómo se distribuirán las 600 plazas entre las compañías aéreas”, reclamó la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

Los pasajeros que lograron este lunes ingresar al país manifestaron que hubo vuelos sobrevendidos y que volver fue casi una travesía. “Se sobrevendieron pasajes por lo que la compañía ofreció el cambio del boleto y estadía gratuita a dos o tres personas que estuvieran dispuestas a quedarse dos días más en Miami. Pero, prácticamente todos estábamos desesperados por volver”, explicó un pasajero a Clarín.

Objetivo: frenar la variante Delta

El Gobierno nacional dispuso el ingreso de hasta 600 argentinos por día al país, como parte de las nuevas restricciones para frenar la circulación del COVID-19.Clarín

La medida de restricción de los ingresos al país desde el extranjero responde a la necesidad del Gobierno de contener la llegada de la variante Delta del COVID, más letal y más contagiosa, que podría dejar a Argentina al borde de una tercera ola de la pandemia.

También se analizó la posibilidad de que todos los que ingresaran al país desde el exterior se sometieron a una cuarentena obligatoria por al menos 10 días, en hoteles.

//Mirá también: El Ministerio de Salud pidió que se investigue el centro de testeos de Ezeiza

Pero, según datos de la Dirección Nacional de Migraciones, casi el 40% de las personas que entran a la Argentina no respetan este aislamiento, lo que dio de baja el plan.

Mientras, en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires solo se está alojando en hoteles a las personas que dan positivo al llegar del exterior. El resto -quienes arriban con un PCR negativo y vuelven a tener ese resultado en el test hecho en el aeropuerto-, debe aislarse durante 10 días en su domicilio.

La decisión administrativa dejó a criterio de las provincias definir en qué lugar tendrán que cumplir la cuarentena quienes vuelvan a la Argentina entre el 1° de julio y el 31 de agosto. La medida establece que el aislamiento debe ser de siete días contados desde el test realizado en Ezeiza.

La respuesta de las aerolíneas

Mientras, desde la cámara JURCA, que agrupa a las aerolíneas extranjeras que operan en el país, dijeron que “todas las compañías debieron cancelar y/o reprogramar” parte de los vuelos de los próximos días, por orden del Gobierno.

“Varias compañías aéreas han recibido cancelaciones de los vuelos que estaban aprobados hasta fin de mes, incluso algunas fueron informadas el mismo día del vuelo”, sostuvo la cámara el domingo a la noche.

Latam, por su parte, informó que solo tenía aprobado un solo vuelo por ANAC, una llegada proveniente de Lima el 12 de julio. “La compañía ha debido cancelar el resto del itinerario entre Buenos Aires y Lima durante el 1° de julio hasta el 12 de julio inclusive; aquellos pasajeros afectados podrán modificar la fecha de su ticket sin ningún costo, en base a los cupos disponibles actualmente”, dijo la empresa, en un comunicado. “Asimismo, la compañía aguarda Información sobre el itinerario de Brasil y Chile”.

El Gobierno de la República Argentina ha dispuesto un virtual cierre de fronteras del país. reduciendo intempestivamente el número de pasajeros de ingreso a un máximo de 600 por día, conforme la Decisión Administrativa 643/2021 emitida por las autoridades locales”, consta en el comunicado de JURCA.

Y agrega: “Por tal motivo, todas las compañías han sido fuertemente afectadas debiendo cancelar y/o reprogramar parte de sus vuelos previstos para lo que resta del mes de junio y parte del mes de julio, en función de las autorizaciones recibidas hasta el momento”.

“Considerando que hay casos de líneas aéreas que tienen un solo vuelo para los próximos quince días desde algunos destinos, esto deja a nuestros pasajeros en una situación realmente preocupante por la falta de opciones de conectividad”, suma.

“Las líneas aéreas integrantes de JURCA lamentan los inconvenientes que estos ajustes ajenos a su responsabilidad pudieran ocasionar a sus pasajeros, y expresan su preocupación por la gran cantidad de ciudadanos y residentes que han quedado sin solución de retorno al país”, continúa.

La cámara JURCA agrupa a las aerolíneas extranjeras que operan en la Argentina: la primera de la lista es la propia Aerolíneas Argentinas, que integra la cámara desde que estaba en manos de capitales españoles y nunca se retiró como socia. También están Aeroméxico, Air France, Air Canadá, Air Europa, Alitalia, American Airlines, Avianca, BOA, Delta, Emirates, Cubana y COPA. El lote de asociadas se completa con Federal Express, GOL, Iberia, KLM, LATAM, Lufthansa, Sky, Turkish, United, UPS y Swiss.