En medio de las discusiones entre un sector gremial que inicio una medida de fuerza tras el incremento de casos de coronavirus y las críticas de los padres por la falta de clases, finalmente este lunes el Colegio Nacional de Buenos Aires retomó las clases presenciales.

Las autoridades de la UBA indicaron que “se le descontarán los días” a los trabajadores que no asistan y afirmaron que en la institución “se cumplen todos los protocolos” en el marco de la pandemia de Covid-19.

La noticia fue confirmada este lunes por las autoridades, luego de que la situación en la institución educativa saliera a la luz tras los duros cuestionamientos de familiares de alumnos ante la falta de inicio de clases, denunciaron la “despareja implementación” de clases virtuales y criticaron que “casi no hubo diálogo” para con las autoridades educativas.

El secretario de Educación Media de la UBA, Oscar García, sostuvo ante Página12 que “lo que hay que aclarar es que las clases comenzaron hoy normalmente para todas las burbujas A de todos los años”. Por lo cual, la mitad de los alumnos asistió a clases, ya que cada comisión está dividida en burbujas A y B. Ambas quedan sujetas a la modalidad presencial y virtual de manera rotativa.

Según aclaró García, las clases habían iniciado el pasado 22 de marzo, la causa por la cual los estudiantes no asistieron a clases fue porque la semana pasada dos días quedaron afectados a la Semana Santa y porque el pasado martes hubo suspensión de actividades por la muerte de un estudiante. “Esto es común cuando ocurre una desgracia”, indicó.

El Colegio Nacional de Buenos Aires volvió a tener clases presenciales.(Foto: Clarín)

“En contra de la presencialidad insegura”

La vuelta a las clases presenciales estaba prevista para este lunes. No obstante, la Asociación Gremial Docente (AGD-UBA) resolvió el fin de semana a realizar un paro del 5 al 9 de abril ante el “agravamiento de la situación epidemiológica” y la “ausencia de protocolos” para garantizar la salud de profesores y profesoras.

El gremio fundamentó que, debido a “la nueva ola de contagios”, al día de la fecha “tenemos la misma cantidad de casos diarios que tuvieron los picos del año pasado”, y en un contexto sin medidas restrictivas de circulación social. También, hicieron referencia a los riesgos de usar transporte público y acusaron a las autoridades del Colegio Nacional de “no responder nunca” a los planteos presentados.

“Hemos decidido salvaguardar la salud y la vida de estudiantes, familias y docentes, sin las cuales la educación es imposible”, resaltó el texto, en el que detalla: “No estamos en contra de la educación presencial” sino que “estamos en contra de la presencialidad insegura para estudiantes, familias y docentes”.

El Colegio Nacional de Buenos Aires volvió a tener clases presenciales.(Foto: Clarín)

“Se les descontarán los días, como corresponde”

La decisión tomada por el gremio fue cuestionada por las autoridades del Colegio Nacional. Por su parte, Oscar García calificó a la medida de fuerza de “injusta e irresponsable” y advirtió que habrán sanciones contra los docentes que no asistan a clases, salvo que sea mayor de 60 años o estén incluidos en los grupos con factores de riesgo. “Se les descontarán los días, como corresponde”, aseguró.

En este sentido, se aclaró que “las clases comenzaron normalmente para todos los años” y que “las divisiones afectadas por la falta de docentes producto de la medida de fuerza de AGD-UBA están bajo la presencia de tutores y suplentes” que realizan los reemplazos.

Por último, el secretario de Educación Media de la UBA sostuvo: “Tenemos un protocolo para el regreso a la presencialidad aprobado por Consejo Superior de la Universidad, que fue hecho sobre la base a los requerimientos del Ministerio de Salud de la ciudad de Buenos Aires y que fue aprobado por el ministro Fernán Quirós”, añadió.

Con información de Página/12.