Tras reaparecer en la escena pública, la exgobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, arremetió contra Alberto Fernández durante una entrevista, y lanzó: “El presidente prometió que iba a terminar con la pobreza y hoy la pobreza es más escandalosa que antes”.

//Mirá también: María Eugenia Vidal presentó su libro y dejó abierta la puerta a una candidatura para este año

Vidal recordó la promesa de campaña de Fernández de “que iba a haber asado en la heladera”. “Y hoy hay la menor cantidad de consumo (de carne) per cápita de la historia de nuestro país”, remarcó.

Para la exmandataria, en este Gobierno “no hay plan, no hay rumbo”. Lo dijo en Intratables, por América TV.

Sobre la gestión de Axel Kicillof en la Provincia durante la pandemia, Vidal dijo que ella “hubiera trabajado mucho más con los intendentes”.

“Sólo son informados, son comunicados de las decisiones de la provincia, no consultados, y tienen mucho para aportar porque son los que están todos los días con la gente”, amplió.

También aclaró que ella “no hubiera avalado una cuarentena tan larga” y que, a diferencia de Kicillof, “no definiría como la política central de la pandemia la prohibición y el miedo”.

“Hay que apelar a la responsabilidad de la gente, hay que apelar más a los testeos porque han demostrado que son efectivos, cuando no hay vacunas, para aislar a los que están contagiados”, sumó Vidal.

Hay más cosas para hacer que solo prohibir, restringir e imponer. En estos momentos es cuando más hay que dialogar y trabajar en base a evidencia”, agregó. “No hay lugar para la improvisación, para las frases altisonantes, ni el enojo, ni la soberbia”.

Revisionismo histórico

Vidal reconoció durante la entrevista que tendría que haber elevado su voz “mucho más fuerte” en la discusión con el entonces presidente, Mauricio Macri.

La ex gobernadora admitió que se reprocha “no haber elevado” la voz “mucha más fuerte” dentro del espacio y “haber pedido que las cosas cambiaran”. “Debería haber discutido más adentro de mi gobierno e incluso afuera para que las cosas cambiaran”, sostuvo.

//Mirá también: María Eugenia Vidal: “Yo quiero transformar el país y el lugar que vaya a ocupar lo va a definir la gente”

A partir de abril de 2018 era evidente que había algo que no estaba funcionando y sobre todo en el conurbano se sentían las consecuencias de los problemas de la política económica”, reconoció Vidal.

A veces pegar un grito no es desestabilizar un espacio sino volver a encauzarlo”, cerró.