Italia realizó dos trasplantes de corazón de personas fallecidas con coronavirus a pacientes sanos. Los dos fueron exitosos, y los receptores de los órganos no se contagiaron el virus, informó el Centro Nacional de Trasplantes (CNT) del país.

//Mirá también: En 2020 se realizaron más de 1.700 trasplantes de órganos y tejidos pese a la pandemia

El CNT también comunicó que se trató de los dos primeros trasplantes de órganos del mundo de donantes fallecidos positivos a la COVID-19 sobre pacientes negativos y sin anticuerpos.

La primera de las intervenciones fue en abril, en el hospital Sant’Orsola de Bolonia. El corazón lo recibió un hombre de 64 años. La segunda se realizó a mediados de mayo en el hospital pediátrico Bambino Gesù de Roma, a un varón de 15 años.

Los dos receptores sufrían de cardiopatías severas y estaban en lista de espera urgente. Obtuvieron el corazón que necesitaban gracias a nua normativa del Centro Nacional de Trasplantes que permite implantar órganos vitales de donantes con la COVID-19 y fallecidos por otras causas.

Este protocolo solo se aplica si el receptor ya ha sido inmunizado por haber pasado la enfermedad o porque ha sido vacunado. Sin embargo, este no fue el caso.

“La gravedad de las condiciones clínicas de los pacientes animó a los equipos médicos de ambos centros a pedir la autorización del trasplante aunque los receptores no tenían anticuerpos”, explicó el director del CNT, Massimo Cardillo.

No obstante, los receptores ahora “están bien”, han sido dados de alta y se encuentran en sus respectivos hogares.

Desde la activación en diciembre del protocolo experimental que permite usar órganos de fallecidos con el coronavirus, el primero a nivel internacional, en Italia se han practicado 19 trasplantes de este tipo, estos dos de corazón y 17 de hígado.

La diferencia entre estas dos últimas operaciones y las anteriores es que esta fue la primera vez en que los receptores no tenían anticuerpos.

Con información de EFE.