En el Día Internacional de la Mujer se recuerda al 8 de marzo de 1908, cuando un suceso transcendental marcó la historia del trabajo y la lucha sindical en el mundo entero. En este marco, un estudio demostró que las mujeres con síndrome de Down enfrentan mayores dificultades, no solo por ser mujeres sino también por tener una discapacidad intelectual.

Las mujeres con discapacidad intelectual y psicosocial tienen mayores dificultades de ingresar al mercado laboral y muchas de ellas quedan relegadas al hogar. Según un estudio de Down España junto a más de 400 mujeres con síndrome de Down, la sobreprotección es mayor que en el caso de los varones.

Foto seleccionada en Belleza Diversa. De Alejandro Carmona.Alejandro Carmona.

Según la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA), las mujeres con discapacidad atraviesan una doble situación de vulnerabilidad. La mayoría de las mujeres con síndrome de Down que han participado en el estudio de Down España han vivido escenas de violencia por parte de sus parejas, compañeros y familiares.

Además, hay poca atención a la salud reproductiva y ginecológica, desconocimiento por parte de los profesionales e incluso  algunas de las encuestadas han sufrido esterilizaciones realizadas sin su consentimiento.

“Las mujeres con síndrome de Down tenemos derechos y queremos tener voz”.

Una de las voluntarias y participante de actividades de ASDRA, Eva Morales de 23 años detalló: “Soy modelo, actriz y cantante y soy muy buena para trabajos de oficina, pero no tengo empleo. Me gustaría que para nosotras, las mujeres con discapacidad, fuera más fácil contar con un empleo y tener más libertad”.

“Las mujeres con síndrome de Down tenemos derechos y queremos tener voz”, enfatiza Eva, quien cuenta, además, que quisiera tener el ingreso para poder vivir sola o con una amiga, ya que por el momento sigue viviendo con sus padres.

Foto seleccionada en Belleza Diversa. De Alejandro Carmona.Alejandro Carmona.

Por otro lado, la joven puntualizó: “Nosotras podemos ser víctimas de abusos y de violencia por nuestra condición. Algunas mujeres incluso son asesinadas”. Como parte de esta lucha, Eva participó como modelo de una campaña acerca de la Belleza Diversa que fue expuesta el 8 de marzo de 2019 frente a 500 mil mujeres.

“Queremos que no nos discriminen por ser mujeres con síndrome de Down. Sabemos que somos fuertes y queremos que nos valoren y respeten”, finalizó diciendo Eva.

Con información de ASDRA.