El ministro de Salud de la Nación admitió que la situación del coronavirus en Argentina es “muy complicada”, pero anticipó que no se prevén nuevas prohibiciones, salvo el control de la circulación.

“No hablamos de restringir con lo prohibitivo (...) la medida más tomada es la restricción a la circulación, como lo están haciendo hoy Perú y Chile”, sostuvo Ginés González García en A24.

El ministro de Salud, Ginés González García (Foto Laura Lescano Amb)

“Somos un país federal y hemos respetado a todas las jurisdicciones, hay provincias que han tomado medidas esta semana como La Pampa, mientras que Jujuy, por ejemplo, ahora está con pocos casos, son situaciones distintas según las jurisdicciones”, señaló González García, en el marco de una jornada donde el país reportó 13.790 nuevos casos y 151 muertes por coronavirus.

Sobre la situación del país, dijo que “los informes que tenemos son muy preocupantes, ya está pasando lo que suponíamos que iba a ocurrir en marzo o abril y la evolución es mucho más rápida de lo que se creía”.

“Se han dejado de lado todas las medidas que se habían cumplido. Las fiestas clandestinas, las ‘clandes’ como dicen los chicos, con números increíbles, en una situación social muy complicada. Vi mucha gente grande en la calle y eso no es bueno y mucha gente abandonó la conducta cuidadosa”, indicó el ministro de Salud.

Al resepcto, evaluó: “A lo mejor nos falta comunicación, aunque si no hay un cambio de conductas individuales va a ser difícil”.

Sobre si se podría decretar un “toque de queda sanitario”, González García dijo que esa medida no estuvo en lo conversado el martes con sus colegas de todos los distritos del país, en el marco del Consejo Federal de Salud (Cofesa).

El ministro agregó que la eventual decisión que se tome a nivel nacional en este contexto de rebote de casos de Covid-19 será “colectiva, conjunta y no unilateral” y consideró que se están recibiendo vacunas “gracias al presidente Alberto Fernández” y sus cartas a sus colegas ruso Vladimir Putin y chino Xi Jimping.

El titular de Salud dijo que “la cepa de Río de Janeiro parece ser más contagiosa” en alusión al anuncio de hoy sobre la detección de dicho vector en el país por el Instituto Malbran.

En cuanto a las vacunas, refirió en el mundo “no hay” y que el contrato sobre la Sputnik V, del laboratorio ruso Gamaleya prevé que la segunda tanda llegue “después de la primera quincena de enero”.

“En febrero esperamos también 14,7 millones de dosis de la Sputnik y a fin de marzo marzo 22,4 millones de la vacuna de Oxford-AstraZeneca”, precisó.

Sobre las tratativa con la vacuna de Pfizer, sostuvo que ese proveedor “no respondió a nuestra propuesta dentro del marco de la ley argentina.

Ante una consulta sobre eventuales restricciones en el aeropuerto internacional de Ezeiza, el ministro de Salud sostuvo: “No estamos evaluando su cierre, está restringido en vuelos con algunos países mientras que no hay restricción en vuelos de cabotaje”.

Con información de Télam.