Un repartidor de 22 años recibió un balazo en la cabeza cuando entregaba un delivery en una casa de la localidad bonaerense de Ituzaingó. Los investigadores intentan determinar si se trató de un intento de robo o si fue una venganza tras un escrache que realizó junto a otros compañeros frente a una vivienda donde vivían unos jóvenes, a los que acusaba de haberle robado su moto días atrás.

Esta tarde, un grupo de repartidores de delibery se congregó y contaron ambas manos del Acceso Oeste a la altura del kilómetro 23, para exigir justicia por facundo entre las 13 y las 16.

Repartidores de Pedidos ya cortan el Acceso Oeste km 23 ambas manos para pedir justicia por Facundo. Repartidor recibió un disparo en la cabeza robarle moto.Clarin

Durante la protesta, los manifestantes quemaron neumáticos y también exigieron mayores medidas de seguridad para los empleados del rubro. Aldana, compañera de Hambra de la aplicación Pedidos Ya, manifestó que se han reunido varias veces con las autoridades de los municipios de Morón e Ituzaingó pero que aún no han recibido respuestas.

”Hacía bastante que Facundo trabaja como repartidor. Pedimos justicia”, expresó la joven. ”Nadie nos da respuestas, siempre salimos con miedo a trabajar. El otro día fuimos a buscar la moto que le robaron a otro compañero en Pontevedra, en Merlo. Nos paran a nosotros que tenemos todo en regla y no paran a los encapuchados”, expresó otros de los manifestantes. Anoche, poco después de que conocieron lo ocurrido con Hambra realizaron una primera manifestación en esa autovía.

Le dispararon en la cabeza

El hecho ocurrió este lunes por la tarde en Madeyro, entre Alvear y Laprida, en esa localidad del oeste del conurbano bonaerense, donde Facundo David Hambra (22) se hallaba entregando un pedido ya que trabajaba como delivery.

Allí, el joven fue sorprendido por dos hombres que, sin mediar palabra, lo atacaron a balazos y huyeron sin robar nada.

Producto del ataque, el joven repartidor recibió un disparo en la cabeza, por lo que fue trasladado de urgencia al Hospital Haedo, donde fue intervenido y permanece internado en grave estado con pronóstico reservado.

Martín Hambra, víctima de un ataque en Ituzaingó.Twitter

Una vecina del lugar dijo al canal TN que escuchó el ruido de dos motos y de una explosión y que la policía arribó rápidamente al lugar del hecho. “Sentí una moto que pasó despacito y a los dos segundos uno que pasó rápido por la vereda. Ahí sentí un ruido como un cohete. Me asomé, escuché unos gemidos y ya estaba la policía. Lo que tardó fue la ambulancia, por lo que se lo llevaron en patrullero”, contó la mujer.

Si bien no descartan la hipótesis del intento de robo, los investigadores creen que el móvil del hecho fue una venganza por un escrache realizado por Hambra días atrás frente a la casa de unos jóvenes a los que acusaba de haberle robado su moto hace cuatro días.

Los investigadores, en base a datos aportados por testigos y las imágenes de las cámaras de seguridad que registraron el ataque, identificaron a dos sospechosos y la moto en la que se movilizaban, por lo que esta tarde realizaban distintas diligencias en procura de localizarlos.

Además, intentan establecer si Hambra fue seguido durante varias cuadras por los dos agresores o bien si lo cruzaron en el lugar y fue atacado en un intento de robo.

De acuerdo a las fuentes consultadas, el joven baleado, junto a varios compañeros, se manifestó la semana pasada frente a una vivienda de la vecina localidad de Castelar Sur, donde el rastreo satelital indicaba que se encontraba el rodado que le habían robado.

Aquel hecho ocurrió el miércoles pasado, cuando Hambra entregaba un pedido en avenida Blas Parera al 100 a bordo de su moto Honda CG Titán cuando fue abordado por dos delincuentes armados que se movilizaban en una moto 110, que le robaron la suya y escaparon.