Fuentes del Partido Justicialista confirmaron que el 21 de marzo se realizará el congreso nacional partidario en el que se renovarán las autoridades. Los principales espacios peronistas ya acordaron que Alberto Fernández sea nombrado presidente, sucediendo así al actual titular partidario, el diputado nacional José Luis Gioja. La sucesión acordada (no la fecha de realización del Congreso que debió postergarse por la pandemia) se sabe desde el año pasado. La novedad es que Alberto Rodríguez Saá y un grupo “disidente” presentó su propia lista a la Junta Electoral partidaria, en la que figura, entre otros, la dirigente social Milagro Sala.

El próximo 16 de febrero vence el plazo de presentación de las listas. Fuentes partidarias dijeron a Vía País que la lista que llevará a Fernández a la conducción con el aval de las principales corrientes pejotistas “aún no fue presentada”. En esta lista convergerán la CGT, los gobernadores peronistas, referentes de movimientos sociales y también La Cámpora y otros sectores kirchneristas. El 17 de Octubre pasado se anunció el ofrecimiento hecho a Fernández, siguiendo la tradición peronista de Juan Domingo Perón, Carlos Menem y Eduardo Duhalde (aunque no, Néstor Kirchner), quienes aceptaron presidir el partido en simultáneo con el ejercicio de la Presidencia de la Nación.

Mariano Pinedo, dirigente peronista bonaerense, confirmó a Vía País que ya fue presentada la lista Azul y Blanca “17 de Octubre”. “Queremos que el Partido Justicialista sea un ámbito de participación de la militancia. Por eso creemos conveniente abrir un escenario de participación. Esto puede ser a través de una elección, aún siendo conscientes de que el gran volumen político está en la lista del Presidente, con quien no tenemos ningún inconveniente ni con su gobierno. La otra posibilidad es que se haga una lista de unidad, con todos los espacios incluidos”, dijo Pinedo.

En este sector hablan de la necesidad ir “hacia una lista de unidad” en oposición a lo que se denomina “una lista única”.

Al frente del espacio “17 de Octubre” está el gobernador de San Luis, y detrás se alinean, entre otros, el exvicegobernador de Buenos Aires, Gabriel Mariotto; el periodista e historiador Carlos Caramello; el exjuez Luis Arias; el extitular de la Unidad de Información Financiera (UIF) durante el segundo gobierno de Cristina Fernández, José Sbatella, además de Milagro Sala. La apoderada de la lista es Alessandra “Lali” Minnicelli, abogada y esposa de Julio de Vido. En distintas oportunidades Rodríguez Saá pidió por la libertad de la dirigente jujeña.

Según trascendió, uno de los inconvenientes formales de esta lista reside en que Sala no es afiliada al Partido Justicialista.

Los escenarios que se abren son varios: que la Junta Electoral no habilite por rigores formales la lista de Alberto Rodríguez Saá, que el grueso del peronismo alineado con Alberto Fernández invite a participar de su lista a los rebeldes o, el más improbable, que el 21 de marzo haya una elección en el Congreso con disputa entre las dos listas.