Así lo confirmaron voceros del Gobierno. No obstante, no habrá una medida general que impida la huelga del martes.


El Gobierno se aprestaba este lunes a dictar procesos de conciliación obligatoria si empresas que estarán afectadas por el paro del martes lo solicitan, pero no habrá una medida que aglutine a todos los sectores.

Así lo señalaron calificadas fuentes oficiales a Vía País tras los trascendidos de que el Gobierno intentará parar horas antes la posibilidad de un paro que afectará la actividad económica.

“La Secretaria de Trabajo constatará que se cumplan las conciliaciones obligatorias que se encuentren vigentes y en los casos donde exista alguna empresa que solicite intervención en el marco de acciones directas por parte de organizaciones gremiales, se evaluará dichas solicitudes según los parámetros habituales”, dijo la fuente oficial consultada.

Para los gremios, no puede haber una conciliación abarcativa debido a que la ley no lo contempla y se trata de un “paro general”, dado que hay muchos sectores afectados.

Ante la consulta, Pablo Biró, secretario general de la Asociación de Pilotos Líneas Aéreas (APLA) afirmó: “No es aplicable una conciliación obligatoria para un paro nacional. La contraparte es Gobierno con sus políticas económicas”.

Empresas como Aerolíneas Argentinas e Intercargo y las privadas Avianca, Andes y Latam anunciaron a sus empleados que no operarán el martes, para no amplificar el conflicto y se reprogramaron más de 50.000 vuelos.

Las compañías de bajo costo FlyBondi y JetSmart en las que los gremios tradicionales no hicieron pie anunciaron que sus cronogramas de vuelos se mantienen inalterados. Y lo mismo hará American Airlines que opera básicamente con empleados extranjeros no sindicalizados.

El Sindicato de Mecánicos (Smata) adherirá, por lo que las terminales automotrices pararán todas sus cintas de producción. Y la Unión Obrera Metalúrgica avisó que adhiere al reclamo pero no puede hacer huelga porque está en conciliación obligatoria producto de un conflicto sectorial por salarios.

Por la corresponsalía Buenos Aires.






Comentarios