En ella, pidió rezar por la paz en medio oriente, en Venezuela, en Nicaragua y en el conflicto entre Israel y Palestina.


El Papa Francisco presidió hoy la Misa de la Pascua de Resurrección en la Plaza de San Pedro del Vaticano ante una multitud de 70.000 fieles, según datos de la Gendarmería Pontificia.

El Sumo Pontífice celebró entonces la liturgia eucarística que comenzó con el rito del “Resurrexit”, en el marco de la misa solemne de la fiesta de Pascua, la más importante del año para el mundo cristiano.

Si bien el Papa no pronunció homilía, Jorge Bergoglio dio, inmediatamente después de la misa, su tradicional Mensaje Pascual previo a la Bendición “Urbi et Orbi”, a la ciudad de Roma y al mundo. En el, pidió rezar por el fin de las guerras en Siria, Yemen y Libia, por el fin de las injusticias en Venezuela y en Nicaragua, y por la paz entre israelíes y palestinos.

Además, Francisco rezó por las víctimas del atentado terrorista que en la mañana de este domingo causó 200 muertos y cientos de heridos en diferentes iglesias y hoteles de Sri Lanka. También recordó los 70 años de la primera aparición en televisión de un Sumo Pontífice e instó a los cristianos a usar los medios de comunicación para anunciar el Evangelio.

Dirigiendo sus augurios “incluso a aquellos que se han unido a nosotros a través de la televisión, la radio y otros medios de comunicación”, Francisco recordó que “el venerable Pío XII se dirigió a los televidentes de la TV francesa, resaltando cómo los ojos del Sucesor de Pedro y de los fieles podían encontrarse también a través de un nuevo medio de comunicación“.

“Esta fiesta me ofrece la oportunidad de alentar a las comunidades cristianas -subrayó Bergoglio- a usar todas las herramientas que la técnica pone a disposición para anunciar las buenas noticias del Cristo resucitado“.





Comentarios