El jefe del Frente Renovador también dijo se necesita un cambio de gobierno inmediatamente. 


El jefe del Frente Renovador y precandidato presidencial, Sergio Massa, dijo que las medidas anunciadas por el Gobierno son tardías y sostuvo que el país necesita un cambio de la política económica sólo posible con un cambio de administración.

Son un pequeño parche que intenta paliar la crisis, pero el empobrecimiento que le generaron a los argentinos y el daño que le provocaron a la economía es muy grande. Pero hay esperanza. Vamos a poner de pie a la Argentina para defender a la gente y al trabajo”, dijo Massa.

El dirigente de ese espacio opositor peronista hizo declaraciones a periodistas después de recorrer el parque industrial de la ciudad bonaerense de Pilar acompañado de diputados nacionales del frente que conduce.

Según Massa, las medidas significan que “finalmente el Gobierno reconoce que lo que había que hacer era frenar y parar, no acelerar”, en alusión a dichos del presidente Mauricio Macri la semana cuando aseguró que si es reelecto “acelerará” la política económica neoliberal implementada desde diciembre de 2015.

“Mientras la inflación y la política económica sigan igual, las medidas serán pan para hoy y hambre para mañana. Son la constatación del fracaso, la soberbia y la incapacidad de Macri, un pequeño parche que intenta paliar la crisis, pero el empobrecimiento que les generaron a los argentinos y el daño que le provocaron a la economía es muy grande. Lo que la Argentina necesita es cambiar es el programa económico”, subrayó.

También indicó que el Gobierno de Cambiemos “sólo puede poner parches, porque no sabe cómo curar la economía herida de la Argentina que ellos mismos han lesionado casi irreversiblemente”. Y convocó: “Necesitamos otro gobierno ya y en diciembre tenemos la oportunidad de hacerlo. Hay esperanza. Vamos a poner de pie a la Argentina para defender a la gente y al trabajo”.

El precandidato presidencial que comparte esa aspiración dentro de Alternativa Federal con salteño Juan Urtubey y seguramente con el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, propuso tres medidas a adoptar a corto plazo para aliviar la situación crítica de las pymes.

Esas medidas son: “suspender los embargos y ejecuciones de AFIP por 180 días; cambiar el sistema de tasa de interés con un seguro por parte del Banco Central; y que los supermercados y mayoristas no puedan descontar el IVA hasta que no le paguen a las pymes”.

Corresponsalía Buenos Aires.





Comentarios