El referente del radicalismo opinó sobre el triunfo de Bordet y cuestionó la postura de Cambiemos.


El exdiputado radical Ricardo Alfonsín sostuvo que la derrota de Cambiemos en las PASO en Entre Ríos se debe a que el Gobierno no quiere “cambiar las políticas”.

Alfonsín explicó que “no es nada más que una prueba de lo que venimos señalando que es cambiar las políticas” y consideró que, de no reconsiderar el rumbo, “va a pasar lo mismo a nivel nacional”, en alusión a la victoria del gobernador Gustavo Bordet.

El referente radical se refiere a la performance de los candidatos de Cambiemos hasta el momento en las elecciones provinciales. En Neuquén, Horacio “Pechi” Quiroga quedó tercero con el 15,3 por ciento; en Río Negro, Lorena Matzen también ocupó el tercer lugar; mientras que en Chubut, la lista del gobernador Mariano Arcioni se impuso sobre Gustavo Menna.

Argumentó también que “las políticas liberales son las que explican los resultados en las elecciones”. Y agregó: “No todos en el radicalismo pensamos que con estas políticas la realidad iba a mejorar”.

En declaraciones a radio Late, volvió a criticar la postura de Cambiemos al considerar que “una de las partes no tiene interés en escuchar y la UCR no tiene interés en hacerse escuchar como si no tuviese derecho a opinar”.

De esta manera, Alfonsín reiteró los cuestionamientos hacia su espacio político al remarcar que el radicalismo no exigió mayor lugar en la mesa chica de Cambiemos a la hora de tomar decisiones.

Con vistas a las elecciones de octubre, consideró que lo mejor que puede hacer el radicalismo es “proponer un frente diferente para enfrentar con más chances de éxito las elecciones”.

Dentro de esa propuesta, no desacreditó alianzas con el GEN y el socialismo para “arribar a un acuerdo programático”.

Sobre la figura del economista Roberto Lavagna, aseguró que todos los radicales tienen “un buen concepto” del exministro de Economía que fue candidato a presidente por la UCR en las elecciones de 2007.






Comentarios