La Legislatura porteña aprobó el convenio entre el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Ministerio de Transporte de la Nación.


La Legislatura porteña aprobó este jueves un convenio entre el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Ministerio de Transporte de la Nación que habilita la realización de diversas obras en la Terminal de Ómnibus de Retiro.

El acuerdo, refrendado por la Legislatura, tiene entre sus puntos más destacados la apertura de una calle que -según se explicó- facilitará la conexión física con el Barrio 31 y la posibilidad de establecer emprendimientos comerciales y de hotelería, hasta hoy prohibidos.

La diputada y presidenta de la comisión de Tránsito y Transporte, Cristina García (Vamos Juntos) dijo que con la modificación “se establecen pautas para que se pueda modernizar toda el área de Retiro”.

(DYN/PABLO AHARONIAN)

“Todos sabemos que la terminal presta un servicio, pero que su infraestructura está bastante deteriorada. Gracias a que sancionamos el Código Urbanístico se van a poder incorporar otros usos como comercios minoristas, estación de servicios y otros complementarios a las necesidades de los vecinos”, añadió.

Desde la oposición, la diputada María Rosa Muiños (Bloque Peronista) sostuvo que se apoya la modernización de la Terminal pero que existen lagunas en el convenio y que, por ejemplo, se elude la posibilidad de convocar a un concurso de urbanistas para definir el trabajo a realizar en el área.

En el oficialismo se afirmó que no será necesario dejar sin funcionamiento a la terminal durante las obras y que, en caso de ser necesario, se derivarán micros a la terminal Dellepiane, en el sur de la Ciudad.






Comentarios