Los chicos dirigidos por Pablo Aimar complicaron sus chances de clasificación al Hexagonal final: tienen fecha libre y jugarán ante el vigente campeón mundial de la categoría 


El seleccionado argentino Sub 17 empató esta martes 2 a 2 con su par de Paraguay y, aunque se ubicó entre los tres equipos del Grupo B que se clasifican al hexagonal final del campeonato Sudamericano de la categoría en Perú, el hecho de que en la próxima jornada quedará libre y en la fecha final se enfrentará con el vigente campeón, Brasil, complicaron sus chances de ingresar a la siguiente fase que lo llevaría al Mundial.

Argentina, que debutó con una derrota frente a Uruguay por 3 a 0, se recuperó en la segunda jornada al superar al colista Colombia por 2 a 1. Al hexagonal final clasifican los tres primeros de cada zona.

Los chicos de la Sub 17 de Argentina festejan el empate agónico frente a Paraguay por la tercera fecha del Sudamericano. Twitter/90enelarea

El equipo dirigido por Pablo Aimar fue el principal protagonista del primer tiempo por juego y actitud, pero los goles los marcó el elenco paraguayo y por eso se fue injustamente perdiendo al vestuario al cabo de esos 45 minutos iniciales.

Los argentinos, sin embargo, se habían puesto en ventaja por intermedio del habilidoso “diez” Matías Palacios, que tomó de aire un rechazo alto y al medio de Fabio Barrios, cuando apenas habían transcurrido 12 minutos.

Pero apenas seis minutos después y mediante otra pelota aérea, esta vez en el área argentina, el peligroso Fabrizio Peralta Ramírez venció a Rocco Ríos Novo con un cabezazo contra el palo derecho luego de superar en el salto a Kevin Lomónaco.

Pero Peralta Ramírez no se destaca solamente por su juego aéreo, sino también por su pegada, y de ella hizo gala cuando el primer tiempo expiraba y lanzó desde la izquierda un tiro libre “envenenado” que sorprendió al arquero argentino y terminó dando vuelta el marcador a favor de los “guaraníes”.

La segunda parte no cambió las características del desarrollo del partido, porque Argentina, impelido por la necesidad de ganar, salió a buscar decididamente el arco rival, aunque la falta de claridad en los últimos metros terminó conspirando contra estas buenas intenciones.

Y para colmo de males a los 25 minutos se quedó con un hombre menos por doble amarilla para el defensor Valentín Benítez, lo que devino en unos cinco minutos de confusión en el equipo albiceleste.

Pero superado esto, Argentina fue con mucho coraje sobre la valla paraguaya, sabiendo que la derrota era el primer trámite para recibir el pasaporte a la eliminación, ya que luego de esta jornada tendrá fecha libre y el sábado cerrará esta fase de grupos nada menos que ante Brasil.

Y cuando parecía que los nervios iban a convertirse en otro lastre para los chicos argentinos, de una pelota parada, un tiro libre desde la derecha que no pudo ser rechazado por la defensa “albirroja”, el defensor de Belgrano, de Córdoba, Bruno Amione alcanzó la paridad con un derechazo bajo.

La igualdad terminó siendo finalmente un premio consuelo para el conjunto “albiceleste”, que con un jugador menos durante la mitad del segundo período, igual se las ingenió para seguir atacando, y aún con el empate, siguió buscando hasta el final esa victoria que tanto necesitaba y nunca llegó.

El seleccionado argentino tendrá fecha libre en la jornada del próximo jueves y se jugará la última carta para clasificarse al hexagonal final que arrojará cuatro plazas para el Mundial de Brasil de noviembre justamente ante el representativo “verdeamarillo”, el próximo sábado a las 21.30.

Los brasileños ya están clasificados para el Mundial por ser sus anfitriones, por lo que en caso de terminar entre los cuatro primeros en ese hexagonal final, el que se ubique en el quinto puesto también alcanzará una plaza para ese torneo ecuménico.






Comentarios