Un grupo de 30 diputados del oficialismo presentaron un escrito ante el Procurador General. El fiscal debe declarar este martes.  


El fiscal Carlos Stornelli debe presentarse este martes a las 12:00 a declaración indagatoria ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, quien lo acusa de formar parte de una supuesta red de espionaje ilegal y extorsión.

Antes de que se cumpla el plazo del tercer llamado del juez al fiscal, desde Cambiemos salieron a dar su respaldo a quien investiga la denominada “causa de los cuadernos de las coimas”, uno de los mayores casos de corrupción de la historia contemporánea.

Unos 30 diputados del oficialismo presentaron este lunes un escrito ante el Procurador General de la Nación, Eduardo Casal -sucesor de Alejandra Gils Carbó-, en el que señalaron que la imputación de Stornelli en la causa “sería un modo de interferir o bloquear” su trabajo en relación a los cuadernos del exchofer Oscar Centeno.

“La posibilidad de que la Justicia actúe libremente y sin presiones en este proceso permitirá recuperar para beneficio de todos los ciudadanos de esta República, importantísimas sumas de dinero que han sido desviadas por una matriz de corrupción que históricamente viene afectando la obra pública en nuestro país”, aseguraron los legisladores en la misiva.

Graciela Ocaña, Fernando Iglesias, Karina Banfi, Waldo Wolff, Héctor “Toty” Flores, Eduardo Amadeo, Cornelia Schmidt Liermann, Álvaro González, José Cano, Pablo Torello, Estela Regidor, Jorge Enríquez, Juan Carlos Villalonga, Eduardo Cáceres y Gonzalo Del Cerro firmaron la presentación.

También Marcelo Monfort, Marcelo Wechsler, Samanta Acerenza, Gustavo Menna, Javier Campos, Luis Pastori, Alejandro García, Paula Arroz, Hernán Berisso, Sebastián Baragagnolo, Hugo Marcucci, Federico Zamarbide, Juan Aicega, José Luis Ricardo, Alejandro Echegaray y Horacio Goicoechea fueron los legisaldores que firmaron la nota.

La diputada Ocaña fue una de las que impulsó la nota. Esta diputada se había beneficiado cuando el fiscal le sacó la causa a Sebastián Casanello, el juez que llevaba adelante la investigación sobre los presuntos aportes truchos a la campaña legislativa que encabezaba junto a Esteban Bullrich en 2017 en territorio bonaerense.

Ocaña, quien había sido acusada de truchar identidades para su campaña, afirmó que a Stornelli “no se le perdona sus prolijas investigaciones” en referencia a sus actuaciones en las causas Skanska, Río Turbio y los cuadernos de las coimas, entre otras.

Además, consideró que el fiscal que deberá presentarse este martes es “una nueva víctima de esta mafia que quiere perpetuarse y tener impunidad”.

A partir de la exposición de Ramos Padilla en el Congreso, donde denunció una “red paraestatal de espionaje ideológico, político y judicial”, apuntando contra las diputadas Elisa Carrió y Paula Olivetto por sus supuestos vínculos con D’Alessio, Cambiemos comenzó una ofensiva contra el magistrado.

El Gobierno pidió el juicio político contra el juez de Dolores y la propia Carrió fue una de las que arremetió duro contra el magistrado.

“Stornelli no tiene nada que ver, tengo la absoluta convicción”, había manifestado la legisladora de la Coalición Cívica en declaraciones radiales, quien enfatizó que se trata de una “operación” del kirchnerismo.

Y agregó: “A (Ricardo) Echegaray y a Aníbal Fernández y a todos los de La Cámpora inluído el juez Ramos Mejía (por Ramos Padilla) y quien lo protege en la Corte, a todos esos delincuentes los voy a ver presos”.

Este pedido a Casal llega tras la negativa que recibió Stornelli por parte de la Cámara Federal de Mar del Plata, que rechazó la recusación del juez de la causa.

La causa a cargo del juez Ramos Padilla comenzó a partir de la supuesta extorsión al empresario Pedro Etchebest quien habría recibido presiones de D’Alessio por encargo de Stornelli.

Según la declaración de Etchebest, tuvo que pagar coimas para no estar involucrado en la causa de los cuadernos.






Comentarios