La modelo se refirió al vínculo actual con Andrés Nara y dio detalles sobre la relación en el día a día.


Zaira Nara fue una de las invitadas al programa PH, Podemos Hablar este sábado. En el ciclo que conduce Andy Kusnetzoff, la modelo se refirió al distanciamiento con su padre, entre otros temas familiares.

Cuando el conductor preguntó quiénes habían tomado distancia de algún familiar, la conductora de Morfi, todos a la mesa dio un paso al frente y habló de los motivos que llevaron a que la relación con su padre, Andrés, cambiara desde la ruptura del matrimonio con su madre.

Hoy, no tengo con mi papá la relación que tenía cuando era más chica o cuando todavía estaba casado con mi mamá. Por más de que el vínculo padre-hija sigue siendo el mismo y siempre va a estar, hay una distancia en cuanto a la frecuencia en que nos vemos y hablamos”, explicó la menor de las hermanas Nara.

“Por ejemplo, cada vez que los hijos solemos necesitar algo recurrimos a nuestros padres. Cuando está todo bien, a las primeras personas a las que llamás son tu viejo o tu vieja. Eso hoy no me sucede”, dijo la mediática. “Nuestro diálogo se limita a las fiestas, los cumpleaños y momentos puntuales“, aclaró.

Desde que se separó de mi mamá fue difícil porque, como a todo hijo, te tira para un lado o para el otro, y como a la que veíamos más débil era a mi vieja, las dos nos fuimos, por así decirlo, para el lado de ella”, añadió.

Además, la conductora dijo que, por su carácter, tendió a mediar en el conflicto familiar. “Tuve la oportunidad para ver si podía restablecer la unión de toda la familia, pero mi papá habla de ciertas cosas que molestan y es algo que no cambia. Cada vez que le dije que no nos gustaba que hiciera esto, me entendió. Pero después lo volvía a hacer, evidentemente le gusta”, señaló al respecto.






Comentarios