Se trata de un bloque regional remplaza a la Unasur. Uruguay y Bolivia no suscribieron.


Los gobiernos de Argentina, Chile, Colombia, Brasil, Ecuador, Perú y Paraguay lanzaron el viernes el foro para el Progreso y el Desarrollo de América Latina (Prosur), un nuevo bloque que reconfigura la geopolítica regional, con un lineamiento más conservador y pro Estados Unidos.

Este bloque regional remplaza a la Unasur, nacida en -2008- momentos de oro de los gobiernos de centro izquierda o populistas. Y con una clara exclusión de Venezuela, sobre la que los presidentes coinciden es gobernada por la “dictadura” del chavista Nicolás Maduro.

Mauricio Macri señaló que se trata de “un espacio inteligente, de integración, pro intercambio, pro desarrollo y pro empleo para la región”. Desde el punto de vista económico, el bloque apostará por tratados de libre comercio entre los integrantes.

Esta iniciativa no sólo hace desaparecer la Unasur sino que también es una estocada más para la configuración actual del Mercosur, mercado común que en casi treinta años no pudo lograr pleno funcionamiento y aún hoy no logró firmar un acuerdo comercial con la Unión Europea.

Para el analista internacional Rosendo Fraga, el Prosur es un eslabón más en la reconfiguración de la geopolítica sudamericana y su relación con el mundo. El encuentro de esta semana entre Donald Trump y Jair Bolsonaro mostró, dice, que el eje de poder está cambiando.

Una alianza entre Brasil y Estados Unidos cambia la región, después de que en los últimos cincuenta años el gigante sudamericano fuera preferentemente reacio a la superpotencia mundial, opinó Fraga.

“Aquí hay un nuevo eje de poder. Colombia es el tercer país en esto. Y esto le impacta directamente a todos los países: incluso ya empezó. Que Brasil le compre trigo a Estados Unidos le puede bajar el precio a la producción argentina”, dice.

Para Iván Duque, presidente de Colombia, el Prosur es una herramienta de cooperación, de diálogo “sin ideologización alguna”, pensando en la defensa de la democracia, en la integración económica y en agendas compartidas con una estructura liviana sin burocracia.

Al final de la jornada los siete presidentes firmaron una declaración, más un representante de Guyana. El documento sostiene que el foro “abordará de manera flexible y con carácter prioritario temas de integración en materia de infraestructura, energía, salud, defensa, seguridad y combate al crimen, prevención y manejo de desastres naturales”.

Uruguay y Bolivia, que enviaron a representantes a la cita, no la suscribieron. Este último por las fuertes diferencias conceptuales sobre Venezuela.

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, decidió no asistir al encuentro tras rechazar la creación de este nuevo foro porque a su juicio, comete los mismos “errores” de Unasur, que nació con “una finalidad ideológica”.

Si bien no está invitada a participar, Venezuela fue protagonista de la cumbre presidencial en el Palacio de la Moneda, sede del gobierno chileno. Duque reveló que dialogó con sus pares para darles asilo a militares desertores del gobierno de Maduro.

El objetivo de este bloque es que se genere “un efecto dominó” para que gran parte de las tropas deje de apoyar a Maduro y su administración se derrumbe. El Prosur dará en las próximas horas todo su apoyo a Juan Guaidó, quien este sábado cumple dos meses como “presidente encargado”, reconocido por 50 países del mundo.

Este tema, reveló Duque, viene siendo conversado por los presidentes –entre los que está Macri- desde el 23 de febrero. Es una estrategia que empezó a tejerse tras el fallido intento de ingresar ayuda humanitaria a Venezuela a través de la ciudad de Cúcuta.

Así, con la deserción de unos 1.200 militares que ya cruzaron a Colombia, crece la presión sobre Maduro. Este viernes Estados Unidos sancionó al banco de desarrollo venezolano, Bandes, y a sus subsidiarias en Bolivia y Uruguay en respuesta al arresto “ilegal” de un asistente de Guaidó, a quien Washington reconoce como presidente interino de Venezuela.

“La continua práctica por parte del régimen (de Nicolás Maduro) de secuestrar, torturar y asesinar a ciudadanos venezolanos no será tolerada por Estados Unidos ni por la coalición internacional que respalda al presidente Guaidó”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.






Comentarios