Se trata de las capitanas de los seleccionados sub 17 de Suiza y Rusia. Ambas terminaron llorando y expulsadas.


Por el campeonato de Europa de la UEFA, las capitanas de las selecciones sub 17 de Suiza y Rusia se trenzaron a golpes en pleno campo de juego, en la ciudad serbia de Stara Pazova. Por supuesto, ambas fueron expulsadas y hasta terminaron llorando.

El incidente se produjo cuando las helvéticas ganaban 2-0, Ljustina Ella, muy enojada y algo fuera de sí por un empujón previo, le pegó una terrible patada de atrás a la rusa Pamen Tchato.

La 16 no se quedó atrás, y respondió con una trompada en el rostro que fue devuelta de igual modo. Las corridas no se hicieron esperar y todo volvió a la normalidad después de que ambas capitanas vieran la tarjeta roja.

Finalmente, Suiza derrotó 4-2 a Rusia y el equipo quedó segundo en el Grupo B con seis puntos, uno por debajo de las líderes Holanda. Las rusas, en cambio, se mantienen últimas en la zona sin unidades.






Comentarios