La diputada aseguró que buscan separar al fiscal de la causa de los cuadernos de la corrupción.


La diputada nacional por Cambiemos Elisa Carrió volvió a defender este jueves al fiscal Carlos Stornelli y aseguró que hay una operación de inteligencia en su contra protagonizada por espías y policías.

“Es una organización con gente de la ex SIDE (actualmente llamada Agencia Federal de Inteligencia) y policías que trabajaban también”, dijo la diputada nacional en declaraciones a El Trece.

Reveló que hace un tiempo ella recibió en su domicilio “un sobre en el que había una especie de escucha donde se decía que venía una operación contra Stornelli y (el juez) Claudio Bonadio”.

Al día siguiente, reveló la legisladora, la llamó su histórico colaborador Juan Manuel López, diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires. “Juan López me dijo que lo llamó el hijo del dirigente kirchnerista Eduardo Valdés. Este le dijo -siempre según el relato de la diputada- que era grave la denuncia que se venía”.

Él indicó que luego de eso, el falso abogado Marcelo D’Alessio envió mensajes a su amiga, colaboradora y también diputada nacional Paula Oliveto. “Esos mensajes fueron después de que quedó detenido. El objetivo era para involucrarla”, agregó.

La aliada del presidente Mauricio Macri en la coalición de Gobierno aclaró que el ministro de Justicia, Germán Garavano, al cual ella critica permanentemente “no tiene nada que ver con esto”.

“Acá se quiere separar al fiscal Stornelli (de la causa de los cuadernos de las coimas) porque los empresarios quieren la gran barata: arrepentirse, tener un juicio abreviado, pagar una multa y no ir a la cárcel”, sostuvo la diputada.

Carrió afirmó que esto ocurre no sólo porque esta implicada “la jefa” Cristina Fernández de Kirchner sino que hay empresarios muy importantes como Aldo Roggio, Paolo Rocca, entre otros. “A mí no me cierra que nadie defienda a Stornelli”, apuntó la diputada.






Comentarios