Según Guaidó, se desconoce el paradero de su colaborador.


El Grupo de Lima, que integra el Gobierno argentino, condenó este jueves la detención ilegal de Roberto Marrero y el “allanamiento inaceptable” de la residencia del diputado Sergio Vergara en Venezuela a manos de las fuerzas de inteligencia de Nicolás Maduro.

El Grupo de Lima está integrado por los gobiernos de la Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú.

Estos países expresaron su “rechazo y enérgica condena” a la situación ocurrida en la madrugada cuando agentes de inteligencia detuvieron a Roberto Marrero, jefe de despacho de Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, ante lo cual Estados Unidos exigió su inmediata liberación.

“Secuestraron a @ROBERTOMARRERO, jefe de mi despacho. Él denunció a viva voz que le sembraron (pusieron intencionalmente en su casa) dos fusiles y una granada”, señaló Guaidó en Twitter, y exigió que el político sea “liberado de inmediato”.

Marrero fue arrestado en la madrugada por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) tras allanamientos a su residencia y a la del diputado opositor Sergio Vergara, quien vive cerca, en el sector capitalino de Las Mercedes.

Según Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora, se desconoce el paradero de su colaborador, aunque diputados permanecían en el Helicoide, sede del Sebin. El propio Guaidó fue detenido durante una hora el 13 de enero pasado.

El Grupo de Lima demandó “al régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro” la inmediata liberación de Marrero y el pleno respeto del fuero parlamentario del diputado Vergara e hizo un llamado a los organismos internacionales de derechos humanos a que ejerzan con decisión y de inmediato sus competencias respecto del Estado venezolano.

“Hacemos responsable al régimen de Maduro de la seguridad e integridad personal de los señores Roberto Marrero y diputado Sergio Vergara. Exigimos el cese del hostigamiento a los demócratas venezolanos y de las prácticas sistemáticas de la detención arbitraria y de la tortura en Venezuela”, dijo el Grupo de Lima en un comunicado.






Comentarios