El cantante se enojó con el técnico y le lanzó el micrófono. Todo quedó grabado.


Luis Miguel quedó envuelto en un escándalo en la noche del martes durante un recital en el Centro de Convenciones Amador, en Panamá. En pleno show, el cantante se quejó por la calidad del sonido y agredió a un técnico.

El “Sol de México” lució una actitud desairada en el escenario, apenas interactuó con el público y se molestó varias veces por el calor y por los presuntos problemas de sonidos. Y en un momento, mientras interpretaba “Decídete”, se enojó con su sonidista y le lanzó el micrófono por la cabeza.

El hecho, que quedó grabado, generó el descontento del público presente: hubo abucheos durante el concierto y todo tipo de reproches en las redes sociales.

Los fans criticaron a Luis Miguel en las redes sociales. (Captura de Twitter)

El artista, de 48 años, se encuentra realizando la gira “Tour 2019”, que lo ha llevado por gran parte de Latinoamérica. Tras Panamá, Luis Miguel actuará en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, República Dominicana y Puerto Rico.

En tanto, a partir de junio iniciará otra gira por Estados Unidos con 18 actuaciones confirmadas en Chicago, Boston y Miami, entre otras ciudades.






Comentarios