Son dos menores de tres años y medio y cinco meses que habían desaparecido en Godella, Valencia, luego de una pelea entre sus padres


La Guardia Civil española investiga la muerte en Godella, Valencia, de dos menores –un niño de tres años y medio y una niña de apenas cinco meses– que fueron hallados enterrados en un operativo de búsqueda que comenzó después de la denuncia de una pelea entre los padres. 

Las fuerzas policiales hallaron sus cuerpos luego de una intensa búsqueda, rastrillajes en la zona y operativos que incluyeron perros entrenados. 

La búsqueda de los menores se había activado después de que vecinos del lugar alertaran de gritos y una pelea entre los padres. Pocos días antes ya se había producido “un conflicto relacional” con otros parientes, según el ayuntamiento.

Cuando llegó la Guardia Civil encontraron al padre en la casa, pero no a la madre quien, según algunos lugareños salió corriendo desnuda y ensangrentada.

Agentes de la Policía Científica de la Guardia Civil trabajan en el lugar donde se encontraron los cuerpos

El padre, de origen Belga, ofreció respuestas “incoherentes“, según relató el representante del Gobierno español en esa comunidad autónoma, Juan Carlos Fulgencio, por lo que se activó el operativo de búsqueda.

En un primer momento, él aseguró que quería “volver a Bélgica, porque aquí ya no tengo nada que hacer. Están todos muertos“. También dijo que su esposa se había sumergido en una piscina para reencarnase en su hijos tras haberlos ahogado. La Guardia Civil vació la pileta pero no halló ni a la bebé ni a su hermano. Al recorrer la casa, los oficiales encontraron un mensaje pintado en las paredes: “Vais a morir todos“.

Pintada sobre las paredes

Poco después la madre fue encontrada desnuda en el interior de un contenedor, en una zona próxima a la vivienda, con arañazos “propios de haber corrido” y la actitud de ambos padres, que permanecen bajo custodia policial y fueron interrogados durante toda la jornada, fue “poco colaboradora”. Previsiblemente, ambos progenitores pasarán a disposición judicial el día sábado.

Tras horas de búsqueda por los alrededores de la vivienda que ocupaba la familia, los agentes encontraron los cuerpos sin vida de los dos niños enterrados en las inmediaciones.

El padre de los dos niños desaparecidos en Godella (Valencia) que fueron encontrados sin vida en la tarde del jueves ha sido también detenido.

Encontraron los cuerpos de los menores enterrados de forma separada muy cerca de la casa donde vivían con sus padres en dos espacios distintos, uno a unos 75 metros y el otro a aproximadamente 150 metros. La madre ha sido arrestada, aunque ni ella ni el padre ha confesado la autoría de los hechos.

Los menores habían sido vistos por última vez el día 13 por una amiga de la familia que les llevó comida. El operativo de búsqueda se inició al recibir al otro día al menos dos llamadas que alertaban de que se habían oído gritos en la casa ocupada donde vivía la pareja y sus hijos en condiciones deplorables.

Operativo de búsqueda de los dos niños fallecidos en Godella

En atención a los medios, el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Fulgencio, explicó anoche que, aunque en un primer momento la madre no mostraba una actitud de colaboración con la Guardia Civil y realizaba manifestaciones confusas como que sus hijos “tenían que resucitar“, los agentes pudieron convencerla finalmente de la conveniencia de que revelara dónde se encontraban los cuerpos.

La investigación sigue abierta a la espera de realizar las autopsias y las pruebas forenses para el esclarecimiento del trágico suceso.

El dispositivo estuvo formado por 110 efectivos con participación de Guardia Civil, Policía Nacional y Local, voluntarios de Protección Civil y bomberos con perros de búsqueda especializados en hallar personas vivas y fallecidas.

Tal como describe el sitio ABC, los servicios sociales habían abierto anteriormente un expediente debido a los problemas mentales de los progenitores y la desatención hacia los menores que podía conllevar a la retirada de la custodia.

Los ayuntamiento de Godella y Rocafort decretaron tres días de luto y guardarán minutos de silencio en memoria de los pequeños.






Comentarios