Tras la tragedia de la compañía Ethiopyan Airlines, la Asociación de Pilotos piden medidas preventivas que garanticen la seguridad.


Los pilotos de Aerolíneas Argentinas decidieron no tomar servicio en los aviones Boeing 737-8 Max hasta tanto las autoridades gubernamentales y la compañía confirmen la seguridad de las operaciones de esa aeronave, similar a la de la empresa Ethiopyan que se accidentó el domingo.

En un comunicado, la Asociación de Pilotos de Lineas Aéreas (APLA) señaló que en atención a los “dos recientes accidentes de aviones Boeing 737 MAX ” pidieron este lunes “tanto a la ANAC como a Aerolíneas Argentinas medidas preventivas que garanticen la seguridad de las tripulaciones (pilotos y TCPs) y de los pasajeros”.

“Lamentablemente, pese a la premura del caso -dice el comunicado difundido esta tarde- hasta el momento no hemos recibido respuesta alguna de parte de las mismas”.

Y agrega: “En virtud de lo expuesto, desde APLA hemos dado mandato gremial a los pilotos de Aerolíneas Argentinas de NO tomar servicio en vuelos operados con Boeing 737 MAX”, y aclaró que “los vuelos en curso se completan y regresan a base”.

La entidad consideró que “las decisiones adoptadas por otras líneas aéreas que han suspendido de momento las operaciones en Boeing 737 MAX y la indefinición de parte de esa compañía o de otros organismos de regulación determinan, con carácter preventivo, la exigencia de evitar los factores de riesgo que se desprenderían de los accidentes ocurridos”.

“El presente mandato se formula hasta tanto recibamos por parte de ARSA, o en su caso la ANAC, la información y garantías suficientes de la inexistencia de riesgo alguno en las operaciones con dichas aeronaves”, expresó APLA tras la caída del avión a minutos de haber despegado de Adis Abeba, la capital de Etiopía.






Comentarios