De esta manera, intentó diferenciarse del gobierno de Cristina Kirchner en materia de política exterior.


El presidente Mauricio Macri criticó este viernes la política exterior durante el gobierno de Cristina Kirchner porque aseguró que respondía a un “nacionalismo cobarde” que “condecoró” al venezolano Nicolás Maduro “cuando hace rato no respetaba la democracia”, y que “negociaba la impunidad con el régimen iraní”.

En 2015 los ejes de la política exterior en nuestro país eran la alianza con Venezuela y el pacto con Irán”, lamentó el jefe de Estado durante su discurso para dar inicio al 137 período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación.

El primer mandatario manifestó su indignación sobre aquella postura política y advirtió: “¿Cómo puede ser que hayamos condecorado a Maduro cuando hace rato que no respetaba la democracia, ni los derechos humanos, ni las libertades?¿Cómo puede ser, cómo puede ser?”.

“Hoy recuperamos el rol positivo de la Argentina en la región y en la escena global, ese rol incluye el trabajo con el grupo de Lima para condenar las violaciones a los derechos humanos en Venezuela, y el reconocimiento del presidente encargado Juan Guaidó”, se diferenció.

Respecto a la actual situación en Venezuela, Macri opinó que ese país “está una profunda crisis política, económica, humanitaria y sanitaria que sólo se resolverá con más democracia y con el apoyo de los países comprometidos con el pueblo venezolano”.

Luego, el presidente se refirió a las negociaciones del gobierno de Cristina Kirchner con Irán para intentar que los iraníes acusados por el atentado a la Amia comparezcan ante la justicia en un tribunal en el exterior.

En 2015 también se negociaba la impunidad con el régimen iraní sobre las heridas abiertas de los atentados terroristas más graves de nuestra historia. Se construían enemigos ficticios, apelando a un nacionalismo cobarde que evitaba hacerse cargo de los problemas domésticos, se profundizaba nuestro aislamiento y el mundo nos daba la espalda”, planteó.






Comentarios