El presidente de Boca también se refirió a los recientes aprietes de la barra de Boca, contra aquellos hinchas que cantaron en contra de su gestión. 


Luego de varias semanas sin emitir declaraciones públicas, Daniel Angelici, presidente de Boca, rompió el silencio y se refirió al apriete de “La 12” contra la gente que se manifestó contra su gestión y dejó un picante mensaje para River, el rival de toda la vida. 

“Sé cómo funciona el club, sé que los muchachos, que denominan de la barra, no quieren que la gente insulte a nadie. Ellos quieren que la gente venga a alentar“, sostuvo en diálogo con Olé, haciendo alusión a los tensos momentos que se vivieron en una de las plateas de la Bombonera durante el encuentro frente a Lanús. Y al respecto, agregó: “No sé si fue una iniciativa de ellos o si los mandaron. Sólo sé que eso a mí no me beneficia. Al contrario, me terminó perjudicando“.

EFE/ Tono Gil

A pesar de las constantes críticas que recibe luego de perder la final de la Copa Libertadores a manos de River, Angelici considera que ha logrado grandes avances en la institución de La Ribera. “Vamos a dejar un club mucho mejor del que encontramos en todos los órdenes. Por ejemplo un centro de entrenamiento importante y reformas realmente muy valiosas”, aseguró. 

“Me llevo el reconocimiento de algunos socios y puteadas de otros. El fútbol es muy exitista. Pero me llevo conmigo la tranquilidad de que fui un presidente que siempre vino a trabajar y trató de armar los mejores planteles”, continuó el “Tano”, que además agregó: “Más allá de no haber podido ganarlas, hemos llegado a las finales de dos Copa Libertadores. Y es complicado llegar hasta ahí. Después, hemos puesto en la vitrina del club cinco copas más en estos siete años y me hubiera gustado ganar todo”.

REUTERS/Jorge Adorno

“El dolor de no haber ganado la final justo contra tu clásico rival es grande. Y entiendo que el hincha, no todos, pero una parte que viene a la cancha, tiene que canalizar esa bronca con alguien físico. Y ese alguien físico soy yo”, señaló la máxima autoridad del Xeneize. “No me gustaría que vengan a insultar a los jugadores o a un cuerpo técnico, prefiero que me insulten a mí”, completó.

Por último, el mandamás xeneize negó que Boca esté atravesando una crisis y, de paso, le dejó un palito al “Millonario”, el eterno rival: “Ningún club toca fondo cuando cerrás balances positivos, cuando todos los años hacés inversiones importantes, cuando triplicás el patrimonio del club, cuando sos actualmente el bicampeón del fútbol argentino, cuando hacés compras internacionales, cuando tenés el plantel que tenés. Tocar fondo es estar último en el tabla, tocar fondo es perder la categoría o acogerte a ley de salvataje de clubes. No tiene sentido pensar que tocamos fondo por perder la final”.






Comentarios